Día complicado para el Astara Team

El Dakar continúa fiel a su filosofía y ya desde las primeras etapas está poniendo a prueba a todos los equipos: El Astara Team no está siendo una excepción, pero estamos aquí para demostrar lo que somos y lo que podemos hacer, y que vamos a ser el equipo con la menor huella de carbono de toda la competición gracias a los dos 01 Concept alimentados por e-fuel.

Ya incluso en la mañana de hoy hubo modificaciones de última hora. Las fuertes lluvias y tormentas de ayer provocaron inundaciones en el vivac de Al Artawiyah, punto de destino previsto para el final de la segunda etapa, por lo que la organización del Dakar desplazó la llegada al siguiente vivac, el situado en Al Qaisumah y se vio obligada a cancelar la primera mitad de la etapa maratón.

Los 338 kilómetros de la especial de hoy con salida en Hail y llegada cerca de Riyad, eran una etapa en línea con un perfil más o menos llano pero con arena y dunas casi en un 90 por ciento del recorrido y tierra en el resto. Todo ello aderezado con una superficie del firme mojada casi en su totalidad.

Los problemas del road book en la etapa de ayer provocaron que los 01 Concept del Astara Team salieran en posiciones muy retrasadas por lo que tocaba tratar de remontar en un terreno muy complicado y agravado especialmente por el paso de los camiones. El 01 Concept número 249 de Óscar Fuertes y Diego Vallejo no solo tuvo que afrontar la especial con más tráfico y polvo del que sería deseable; además, Óscar se sintió indispuesto prácticamente desde la mitad del recorrido y a duras penas consiguieron llegar a la meta en el 39ª lugar, lo que sitúa a Óscar y Diego en la 34ª posición de la general.

Pese a las múltiples dificultades Óscar y Diego lograron completar la etapa, volviendo a cebarse la mala suerte con Jesús Calleja y Edu Blanco. Después de alcanzar ayer el campamento ya bien entrada la noche y con unas 16 horas de retraso por los problemas técnicos sufridos en el bucle de Hail, el 01 Concept número 256 tomaba esta mañana la salida poco después de las 12:30 (hora local) y rápidamente comenzaba a remontar posiciones a pesar del tráfico y las dificultades del terreno. Jesús y Edu estaban rodando a un ritmo rápido y constante hasta que sufrieron un aparatoso accidente pasado el way point 5 de la especial. En principio se contempló el abandono como la única alternativa pero tanto los miembros equipo como Jesús y Diego y toda la asistencia técnica de SMC Motorsport decidieron ser fieles al espíritu del Dakar y también del Astara Team, así que mañana estarán de nuevo en la línea de salida dispuestos a todo.

La tercera etapa sí será maratón y en ella, los participantes no podrán recibir asistencia de sus equipos al final de la especial del día, debiendo recomponer sus coches con los medios de que dispongan para acometer tal cual la etapa siguiente. Serán 381 km de enlace y 255 de especial cronometrada con salida y llegada en Al Qaisumah. En la primera parte habrá bastante arena y la segunda debe ser más rápida pero la organización advierte que los continuos cruces de pistas pueden provocar errores de navegación.