Llovera: “Por fin una etapa sin contratiempos, mucha arena pero bien”

Según el libro de ruta, llegaban los primeros cordones de dunas algo que hacía presagiar la primera debacle en el Dakara 2022. Para Albert Llovera-Marc Torres-Jorge Salvador (Iveco - Fesh Fesh) la etapa fue la más “tranquila” de este inicio del Dakar.


Desde el comienzo impusieron un buen ritmo, pero concentrados en superar todos los waypoints y de esta manera evitar las penalizaciones por este motivo. Tomaron la salida sin apenas descansar del esfuerzo del día anterior, he hicieron muchos km, de la etapa cerca del Ford del equipo Fesh Fesh pilotado por Tomas Vratny, en una labor de equipo que hasta ahora ha sido decisiva.

El piloto de Andorra la Vella terminó esta segunda etapa en la 21a, posición, con un crono de 4h52’59”, posición que le acerca al top20 de la general. Un objetivo que, ahora mismo, queda un poco lejos (más de 2 horas), pero muy asequible teniendo en cuenta quedan 10 días de competición. La etapa se disputó entre HA’IL y Al Qaysumah, con un total de 338 km, de velocidad y 453 km, de enlace.

El final de la etapa de ayer (Etapa 1B), se alargó más de lo previsto.
Ayer dejamos al Albert y sus compañeros en el habitáculo del Iveco, a 100 km del bivac de HA’IL, bien entrada la madrugada en la Arabia Saudí, trabajando con su mecánico (Marc Torres) para solucionar el problema en el mecanismo automático de hinchar las ruedas, en concreto la rueda trasera derecha.

Albert nos explicaba de esta manera el final de la segunda odisea de la semana: “Después de mucho esfuerzo, cambiaron el buje de la rueda que era el causante del problema. No fue fácil, pero conseguimos llegar a la asistencia cuando los pilotos de motos ya se disponían a tomar la salida. A nosotros nos quedaban unas cuatro horas que, intentamos aprovechar al máximo para descansar.

Penalizamos muy poco tiempo (siete minutos), pero lo más importante es que el equipo se podía manos a la obra para dejar el Iveco listo para afrontar la siguiente etapa. ”

Como comentaba el piloto andorrano, en el momento de tomar la salida (9:45 hora local), todo estaba en orden y como se dice habitualmente “cansados (muy cansados) pero contentos” , afrontamos el reto de este lunes. “De salida 150 km de enlace que nos sirvió para comprobar que todo funcionaba con normalidad. Una vez en la especial hicimos especial énfasis en localizar todos los waypoints del día, pero a un ritmo que, por lo que veíamos en los adelantamientos, era muy competitivo." Alcanzaron a su compañero de equipo, Tomas Vratny: “Hicimos buena parte del recorrido final con ellos ya que tenían algún problema con el depósito de combustible, leve en apariencia, pero nunca se sabe. Para rematar el día solo quedaban 300 km de enlace ... En fin”.

Una vez más, Llovera quiso destacar el gran trabajo de sus copilotos; “Sin lugar a dudas son dos auténticos currantes cada cual en lo suyo. Marc (Torres) controlando cualquier situación anormal que pasa en la mecánica y que a nosotros nos pasa desapercibida y Coque (Jorge Salvador) en la navegación, tanto ayer como hoy hemos completado todos los waypoitns, algo que muchos equipos no han conseguido. Sin duda un placer competir con ellos.”

Segundo poker de los Kamaz - Màster en el Dakar 2022.
Parece que la normalidad ha vuelto a la categoría de camiones, en lo que refiere a las posiciones de cabeza. Han vuelto a dominar los pilotos rusos que además parece que se repartan los triunfos. De momento en las tres etapas disputas (incluyendo el prólogo) han vencido tres de los cuatro pilotos ruso.

En la etapa que finalmente acabó en la asistencia de Al Qaysumah, fue Andrey Karginov el vencedor, con su compañeros distanciados, como máximo, a cinco minutos.

En esta jornada también se ha confirmado que el piloto checo Ales Loprais es el único que puede seguir, aunque un poco distanciado, el ritmo de los Kamaz.

Que la etapa no haya sido el primer día de una etapa marathon, sin duda, un regalo.
Las lluvias dejaron completamente inundado el terreno en donde se tenía que montar la asistencia en la que iba a ser la primera jornada de la etapa marathon. Con seguridad Llovera-Torres-Salvador agradeceran poder descansar unas horas antes de iniciar la tercera etapa, mientras son sus compañeros los que revisan la mecánica.

Para mañana (día 4) el reto es; el bucle Al Qaisumah > Al Qaysumah, con 381 km, cronometrados y 255 km, de enlace. La arena en la parte inicial del recorrido y los cruces con las numerosas pistas de parte este de la Arabia Saudí serán los obstáculos a superar.