Evans logra ser el más rápido en el shakedown de Portugal

Elfyn Evans ha sido el más rápido en el shakedown del jueves por la mañana en el Vodafone Rallye de Portugal tras una frenética sesión en la que los cinco primeros pilotos se han visto superados por menos de un segundo.

El piloto del Toyota Yaris marcó el tiempo de referencia en su cuarta y última pasada por los 4,60 km del tramo de Paredes, superando al Hyundai i20 de Ott Tänak por dos décimas.

El compañero de equipo de Evans en Toyota Gazoo Racing, Kalle Rovanperä, fue otra décima más atrás en la tercera posición, mientras que el japonés Takamoto Katsuta hizo que hubiera tres coches Yaris entre los cuatro primeros. El líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, Sébastien Ogier, completó los cinco primeros puestos, a 0,9 segundos de la cabeza.

Katsuta fue el más rápido en la primera tanda, pero los tiempos se fueron bajando a medida que la tierra se secaba bajo el sol y la superficie ofrecía un mejor agarre con el paso de cada coche.
Vídeo: Vodafone Rallye de Portugal - qué esperar

Rovanperä se colocó al frente tras la segunda tanda y fue el turno de Tänak de marcar los mejores tiempos antes de que Evans se hiciera con el primer puesto.

El norte de Portugal ha sufrido mucho tiempo húmedo recientemente y, a pesar del sol de los dos últimos días, Tänak dijo que las pistas del shakedown aún no estaban secas.

"La limpieza no parece ser muy grande", explicó. "Las carreteras están bastante húmedas, así que este camino es un poco más sencillo. Supongo que veremos cómo aguantan las pistas. Últimamente ha llovido mucho, por lo que pueden estar bastante deterioradas".

"Hacía mucho tiempo que no pilotábamos por tramos en los que ya teníamos las notas, así que el reconocimiento fue bastante agradable. Sin embargo, ha sido bastante complicado. En algunas especiales había nubes bajas, por lo que no había visibilidad, en otras llovía mucho y cambiaba constantemente".
La estrella de Hyundai, Tänak, se quedó a sólo 0,2 segundos de la referencia

Gus Greensmith tuvo problemas al principio cuando un problema eléctrico detuvo su Ford Fiesta en el enlace con el tramo. Su coche fue devuelto al parque de asistencia de Matosinhos en camión, lo que permitió al equipo M-Sport Ford realizar las reparaciones antes de salir de nuevo. Fue sexto, a 0,3 segundos de Ogier.