Vuelve la tierra a La Palma con el Rallye Isla Verde

Arranque el campeonato Regional de Tierra, y el insular de La Palma, tras año y medio sin actividad, llama la atención que, abriendo esta modalidad del regional, presente una lista tan corta de inscritos, sólo 24 equipos en la modalidad de Turismos, aunque hay que reseñar que son de auténtica calidad. También hay inscritos, kart Cros y motos, destacar que hay representación de seis de nuestras las islas Canarias.

Un año más se desarrollará por pistas del municipio de Garafía, sobre un recorrido que quizás no diste mucho de anteriores Rallys, dado no muchas alternativas, el comité organizador manifiesta que esta edición las pistas estarán en mejor estado, gracias a la implicación y colaboración de las autoridades municipales garafianas.

Carlos Acosta como presidente del Club organizador de Adea, ha elegido los alrededores de Santo Domingo para ubicar todo entramado del rallye, donde estará los parques de trabajo, cerrado y la salida y llegada del rally, además los tres tramos cronometrados estarán en zonas muy próximas.

Protagonismo por tanto para unos actores que darán vida a este deporte, donde Gustavo Sosa, con Ariday Bonilla, presentan un espectacular Skoda Fabia R5, toda una novedad de este vehículo en la isla; dispuesto a colocar su nombre en el palmarés de la carrera; algo que sí han hecho ya los inscritos Juan Jesús Tacoronte-María Sáez, ganadores de la última edición como Miguel Ángel Rodríguez ahora copilotado por Patricia Guillén que harán la delicias de los aficionados a bordo de un Subaru Impresa

Muy cerca de la victoria en repetidas ocasiones, pero negada hasta la fecha, Aníbal Hernández, que vuelve con su Mitsubishi Evo, quien podríamos considerar uno de los pilotos foráneos más activos en este rally, seguro que esta edición pondrá todo lo mejor de sí para lograr una deseada victoria, con la colaboración de su copiloto y hijo Jonathan

Borja Pérez-Rubén Pérez, seguidores activos de este certamen, reaparecen con un moderno Mitsubishi Evo X, copilotado por el grancanario Pedro Cuarental, quiere hacer buena esta carrera, y poner fin a la mala fortuna que les ha perseguido en citas anteriores.

Otros que pretenderán meterse entre éstos, serán el herreño Moisés Quintero, pilotando en este rally un más potenciado Mitsubishi Evo IX; como Ángel Jorge Alberto-Jesús Galán, con Subaru Impreza. Duelo a la vista también entre Remigio Rovira con Zebenzuí Chinea, como el de Fuerteventura, Cristóbal Ramón Cerdeña-Víctor Ruiz, con sus respectivos Toyota Hilux, y Mitsubishi Montero

Por parte local, y conscientes de que acabar este rallye, es un gran paso de cara al campeonato local por su mayor coeficiente, Antonio Félix Pérez-Gonzalo Cruz, vuelven una edición más a su Rallye, ya presente en la primera edición en 1997, siguiendo cada una de las ediciones con distintos vehículos, ahora con Lancia Delta, que vuelve a tener con principal rival a Pedro David Martín-Luis Estévez, con ese peculiar Citroën AX 4x4 turbo, sin suerte en la última edición, cuando desarrollaba una gran carrera. También a enmendar la anterior edición de Daniel González-José Herrera, con su habitual Mazda 323 GTR; y Jorge Manuel Pino-Roberto Martín, se sube a el Toyota Celica 4WD de Serafín Pérez, con escasa experiencia, aunque con algunos pinitos años atrás con vehículos de este tipo.

La tracción delantera presenta seis vehículos, que, sin lugar a dudas, nada fácil acertar un pronóstico, entre los contendientes, con tres locales y otros tantos foráneos. Rúsbel Pérez, con Víctor Acosta, encabezaran esa lista con su Citroën Visa GTI, a sujetar a Luis David Hernández, junto a Braulio Álvarez, con su conocido Volkswagen Golf, a luchar con los más modernos Skoda Fabia 1.2, de Eugenio Perdomo, aquí con su hijo David, y en nada dispuesto a tirar la toalla, a vérselas con las féminas, Virginia León-Lucía Santiago, dispuestas a complicar las de Fuerteventura las cosas a los de Lanzarote, José Tabares-Aday Hernández. Por su parte el jovencito grancanario Armiche Mendoza, regresa a La Palma, junto a Rayco Pérez, con su conocido y corto Peugeot 107, que se puede presentar muy escurridizo por las estrechas pistas del norte de La Palma.

En cuanto a la organización, satisfacción en el club Adea, que capitanea Carlos Acosta, que han visto salvados todos los inconvenientes con que han debido enfrentarse por este tema del Covid19. El automovilismo palmero, comienza con mejor pie que el anterior, después de ese año sin ninguna actividad deportiva del motor.
En cuanto a la participación, ni el mayor coeficiente otorgado a la carrera palmera, ni la composición mixta, no ha animado mucho a más al de otras ediciones.

Olegario Leal Cruz
Gabinete de prensa
FIALP