Banner Top

Alonso: "Podríamos haber estado en el podio"

Fernando Alonso se lamentó este domingo de que los numerosos problemas mecánicos les hayan impedido a él y a sus compañeros, Lando Norris y Phil Hanson, estar en el podium de las 24 Horas de Daytona, pues su ritmo de carrera era de los "dos o tres mejores" de la prueba.

El piloto de McLaren indicó en rueda de prensa que perdió una "oportunidad" en una carrera del prestigio de esta.

Para el dos veces campeón mundial de la Fórmula Uno fue una "sorpresa" ver que durante la carrera eran más competitivos de lo previsto, después de los problemas en los entrenamientos y calificación, en la que fue decimotercero.

Los problemas en el embrague y los dos en los frenos que él mismo sufrió les alejaron de la cabeza, aunque se quedó con los "pensamientos y sensaciones positivas" por cómo fue la carrera.

"Una de las mejores cosas fue sentirse competitivos" con otros prototipos más desarrollados y pilotos con experiencia en esta modalidad de resistencia, aseguró.

Indicó que esta participación en Daytona le hace estar "más preparado" para una intervención futura en las 24 Horas de Le Mans (Francia) y que la próxima vez que entre a un prototipo sabrá qué le espera.

De esta manera, indicó, cumplió uno de los principales objetivos de esta carrera, estar "mucho mejor preparado" para una prueba como Le Mans".

Destacó que su monoplaza, el 23, fue "más rápido" que el otro del equipo United Autosports, que son cuartos en la carrera tras mucho tiempo en tercera plaza, y que lo que vio y sintió durante la carrera es que estaba "cerca" de los otros con más desarrollo.

"Puedo conducir prototipos mejor que hace dos semanas", sentenció.

Fue rotundo al decir que no va a saltarse este año ninguna cita en Fórmula Uno, al contrario que la pasada temporada, en la que participó en las 500 Millas de Indianápolis, pues el campeonato es su "prioridad numero uno" y Le Mans o cualquier otra opción será secundaria.

"Todo después de McLaren", dijo el bicampeón, que indicó que no tiene una fecha límite, y la decisión no depende solo de él. 60-40 % cuando al inicio de este fin de semana era el 50-50 %

Pero dijo que cree que volverá a esta "prestigiosa e icónica" carrera, pues cae en un buen momento del año, antes de comenzar la temporada y, en vez de estar relajado y entrenándose en el gimnasio o bicicleta, lo puede hacer en Florida: "Mucho mejor prepararse en la pista".

Barbosa, Fittipaldi y Alburquerque, con Cadillac, ganan las 24 Horas de Daytona

El brasileño Christian Fitipaldi y los portugueses Joao Barbosa y Filipe Alburquerque ganaron este domingo las 24 Horas de Daytona en una carrera muy limpia en la que el Ligier de Fernando Alonso acabó trigésimo octavo tras media docena de averías.

Esta es la tercera victoria en Daytona para Barbosa (2010 y 2014) y Fittipaldi (2004 y 2014) y primera para Alburquerque, que fue el encargado de cruzar la meta al volante del Cadillac del equipo Mustang Sampling, que dominó de principio a fin.

A pesar de lograr el tercer mejor tiempo en la sesión de clasificación, pronto se pusieron en el frente y fueron primeros en el paso por la decimoctava de las 24 horas de la prueba.

Solo los Acura comandados por el brasileño Helio Castroneves y el colombiano Juan Pablo Montoya parecía que podían plantarles cara, pero un toque con el Cadillac número 31 del primero y una avería del segundo les alejó del frente. Al final acabaron noveno y décimo, respectivamente.

Los segundos clasificados fueron los pilotos del prototipo Cadillac del equipo Whelen Engineering Racing compartido por el joven brasileño Felipe Nasr, Eric Curran, Stuart Middleton y Mike Conway.

Este monoplaza llegó con una demora de 1:10.544, mientras que el tercer prototipo entró en la meta 21 segundos más tarde después de que lo llevaran hasta allí Jonathan Bennett, Colin Braun, Loic Duval y Romain Dumas.

Los españoles no tuvieron su fin de semana, a excepción de Antonio García, el único que había ganado en Daytona en la categoría de prototipo y una de clase.

El madrileño llegó a la meta tercero en la división GTLM con su Corvette C7.R, que había marcado la "pole", solo después de los dos Ford GT.

Pero las atenciones estaban puestas en el Ligier de Alonso y sus jóvenes compañeros, los británicos de 18 años Lando Norris y Phil Hanson, que fueron trigésimos octavos, o penúltimos de la división de prototipos.

Aunque las sesiones de entrenamiento y calificación (13º) no eran muy prometedoras, el inicio de la carrera daba señales contrarias y el dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno llegó a liderar la prueba por dos vueltas en el que era su debut en una carrera de resistencia.

Pero primero un pinchazo de Hanson les quitó cuatro vueltas, a las que se debieron sumar otras 22 cuando Alonso rompió uno de los cilindros maestros del freno, que le dejó parado en boxes 40 minutos y 22 vueltas atrás.

Ahí se acabó la carrera para ellos, lo que deja peor sabor de boca después de que entre Alonso y Norris marcasen uno de los mejores ritmos de carrera por la noche.

Para complicar las cosas, Norris tuvo un problema de embrague cuando estaban luchando por acercarse al 'top-10', y después otra avería en los frenos con Alonso que llevó a su Ligier al vigésimo puesto.

Desde ese momento, una pesadilla para el joven Norris, que acompañará a Alonso en McLaren la próxima temporada como piloto de pruebas, con varias entradas al boxes que le dejaron penúltimo de su clase.

Pero Alonso dijo en rueda de prensa irse satisfecho porque ahora conoce mucho mejor cómo se conduce un prototipo y sabe que puede mantener el ritmo de los mejores, y todo con la mirada puesta en una futura participación en las 24 Horas de Le Mans.

Pero se lamentó de la "oportunidad perdida" y consideró que podrían haber alcanzado el podium, pues el otro Ligier del equipo acabó cuarto siendo más lento que el que él y los suyos manejaban.

Los problemas fueron mecánicos, porque fue una carrera limpia, sin grandes accidentes y con escasa presencia del coche de seguridad, lo que permitió volar a los monoplazas.

Así, el Cadillac ganador batió dos récords del Daytona International Speedway, el de mayor número de vueltas finalizadas (808) y mayor distancia total recorrida (2.876,48 millas o 4.629,23 kilómetros), marcas que databan de 1992 y 1982, respectivamente.

El mismo tipo de problemas tuvo el también español Dani Juncadella, que iba quinto cuando sufrió un pinchazo que dañó parte de su Oreca LMP2.

Este incidente, acompañado de uno posterior, le relegaron a pelear por entrar entre los 10 primeros, pero se tuvo que conformar con la decimoquinta posición.

El cuarto español en liza, Miguel Molina, entró en meta justo detrás del Ligier de Alonso, en la trigésimo novena posición.

El Porsche 488 GT3 que compartió con los mexicanos Martín Fuentes, Ricardo Pérez de Lara y Santiago Creel y el irlandés Matt Griffin comenzó la prueba en cabeza, pero el motor de su bólido comenzó a arder y cuando los mecánicos lo repararon ya estaban perdidos en la cola del pelotón.

Fittipaldi es líder y Alonso se retrasa a falta de 5 horas en Daytona

El brasileño Christian Fittipaldi (Cadillac) sigue líder de las 24 Horas de Daytona a falta de cinco horas para el fin de la carrera, mientras el Ligier de Fernando Alonso volvió a tener problemas que le vuelven a alejar de los 10 primeros clasificados.

Fittipaldi disfruta de una ventaja de tres vueltas sobre el estadounidense Eric Curran abordo de otro Cadillac que, guiado por el británico Mike Conway llegó a amenazar en esta última hora al brasileño durante la cuarta bandera amarilla de la prueba.

Finalmente, el Cadillac número 5 del equipo Mustang Sampling Racing mantuvo el liderazgo que ha mostrado en buena parte de la carrera y se perfila como máximo favorito.

En tercera plaza iba Will Owen a los mandos del Ligier 32, el otro coche del equipo de Alonso, el United Autosport, que ha mantenido una gran regularidad durante toda la carrera, pero una avería en su embrague le relegó a la quinta plaza a poco más de cinco horas para el fin de la mítica prueba estadounidense.

Hasta ese momento se había mostrado completamente fiable, todo lo contrario que el monoplaza del asturiano, que primero pinchó con Phil Hanson al volante y después tuvo una avería en su sistema de frenado con Alonso.

Por último, Lando Norris también se vio obligado a parar cuando era decimoquinto en la general y undécimo de la clase prototipo. A falta de cinco horas son decimonovenos en la general y duodécimos entre los prototipos.

Tras bajarse del auto, Alonso se mostró "contento" con la experiencia en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram, especialmente por que su Ligier era de los "2-3 coches más rápidos", aunque lamentó que los problemas sufridos por la noche, especialmente el del freno, que los dejó parados 22 vueltas, hayan lastrado sus opciones.

El otro español en la división de prototipos, Dani Juncadella, tampoco ha tenido suerte con las averías y perdió todas sus opciones de estar con los de arriba después de que un nuevo problema mecánico le obligase a parar y quedar justo delante del monoplaza de Alonso.

Otro que ha tenido problemas es el Acura Team Penske número 5 del colombiano Juan Pablo Montoya, que se vio obligado a parar debido a una avería cuando estaban con los primeros, aunque desde entonces han recuperado parte del terreno perdido y son décimos.

En la categoría GTLM, el madrileño Antonio García es tercero de su división y decimotercero de la general con su Corvette, conducido en estos momentos por el danés Jan Magnussen.

El cuarto español en liza, Miguel Molina, sigue en la parte final de la prueba en el monoplaza que comparte con los mexicanos Martín Fuentes, Ricardo Pérez de Lara y Santiago Creel y el irlandés Matt Griffin.

Su Porsche 488 GT3 comenzó la prueba en cabeza, pero el motor de su bólido comenzó a arder y tuvieron que esperar a que los mecánicos resolvieran la situación, aunque para entonces eran antepenúltimos.

A falta de cinco horas, ocupan el puesto 42 sobre un total de 45 monoplazas en carrera.

Alonso queda lejos de los de cabeza en el último entrenamiento en Daytona

Fernando Alonso y sus compañeros del United Autosports no lograron acercarse este viernes a los monoplazas más rápidos y acabaron decimosextos en la última sesión de entrenamientos libres antes de las 24 Horas de Daytona, que se disputarán entre el sábado y el domingo.

Alonso, que saldrá decimotercero en la parrilla de salida, fue el más rápido de los pilotos que este fin de semana guiarán su Ligier LMP2, aunque su tiempo, de 1:38.795, fue 1,930 segundos más lento que el Cadillac Dpi del equipo Whelen Engineering Racing.

Si se tienen en cuenta a todos los pilotos, el dos veces campeón mundial de la Fórmula Uno sólo pudo marcar el trigésimo mejor tiempo y por delante quedaron el británico Paul Di Resta (19) y el brasileño Brunno Senna (28), que llevan el otro prototipo del United Autosports.

Alonso logró mejores tiempos en la sesión vespertina de este jueves y, conduciendo de noche, se hizo con el quinto mejor tiempo, 342 milésimas por detrás de los mejores.

Mejor mañana tuvo el también español Dani Juncadella, pues su Oreca LMP2, del equipo Jackie Chan DCR JOTA, logró el segundo mejor tiempo, 181 milésimas por detrás del Cadillac.

Alonso ya reconoció que les falta velocidad para estar con los equipos más rápidos y lamentó que no ha tenido muchas oportunidades de aprender todo lo que le hubiera gustado sobre manejar un prototipo y sacarle todo el partido que se puede en un circuito mixto como el del Daytona International Speedway.

El monoplaza Acura Team Penske del colombiano Juan Pablo Montoya fue noveno esta mañana, 970 milésimas de los primeros.

Miguel Molina afronta las 24 Horas de Daytona con "buenas opciones" en GTD

El piloto español Miguel Molina encara su debut este sábado en las 24 Horas de Daytona "con buenas opciones" para la victoria en la reñida categoría GT Daytona, después de lograr el segundo mejor tiempo con su Ferrari 488 GT3.

"Mi objetivo es ganar. Lo más importante es aparecer en las últimas cuatro horas sin ningún tipo de problema, y estar luchando en la vuelta del líder de categoría. Con eso creo que podremos optar a un buen resultado", aseguró Molina en una entrevista con Efe.

Será la primera vez que el piloto español compita en Estados Unidos y lo hará con un Ferrari del equipo Risi Competizione, con el que ya ha competido en otras carreras de resistencia, como las 24 Horas de Le Mans, como parte del Campeonato del Mundo de Resistencia, y las 24 Horas de Spa.

Por este motivo, el catalán fue el elegido por su equipo para manejar el Ferrari número 29, que marcó el segundo mejor tiempo (1:46.545), 453 milésimas menos que el brasileño Daniel Sierra, que compite con otro Ferrari 488 GT3, del equipo Spirit of Race.

En su segunda temporada como piloto oficial de Ferrari, Molina encara ahora el reto de enfrentarse a la novedad que supone el trazado de Daytona y lo hará acompañado de otros tres compañeros, los mexicanos Martín Fuentes, Ricardo Pérez de Lara y Santiago Creel y el irlandés Matt Griffin.

"Las carreras en Europa son diferentes en temas de reglamentación y tipo de coches que hay en pista, y eso puede ser un hándicap a tener en cuenta" en el Daytona International Speedway, dijo.

No obstante, aseguró que le gustan mucho este tipo de carreras, "porque puede pasar cualquier cosa hasta el último minuto", y en caso de conseguir un buen resultado, "es más especial", dijo el piloto de Lloret de Mar (Girona) para el que la de Daytona será su tercera carrera de resistencia.

"Estamos preparados", dijo sobre este "equipo nuevo" que formó con los mexicanos y el irlandés, aunque lo que no será nuevo es su Ferrari, un coche que "conoce bien y que le gusta mucho conducirlo".

Para la carrera, destacó a los Lamborghini y los Mercedes como rivales a batir en una carrera "muy larga en la que podrán tener una buena estrategia".

Aunque en categorías distintas, el gerundense compartirá trazado con el asturiano Fernando Alonso, el madrileño Antonio García y el barcelonés Dani Juncadella, de la generación de Molina.

Con Antonio García compitió por la victoria en Le Mans el año pasado y con Fernando "nunca había tenido la oportunidad de competir en la misma carrera con él", y aunque sea con tipos de coche diferentes, "es especial por todo lo que ha hecho en el deporte del automovilismo en España".

"Es un honor competir con él. Y esto le honra, que quiera no sólo centrarse en la Fórmula Uno sino competir en otras categorías y carreras con otro tipo de pilotos", aseguró.

Fernando Alonso saldrá décimo tercero en las 24 Horas de Daytona

 

Fernando Alonso saldrá décimo tercero este sábado en las 24 Horas de Daytona (EEUU) después de que el español cerrase este jueves la sesión de calificación con una demora de 925 milésimas por detrás del Cadillac del holandés Renger Van der Zande.

El piloto de McLaren en la Fórmula Uno, que participa por primera vez en una prueba de resistencia y la primera que compite en la categoría de prototipos, fue el responsable de correr en esta calificación, en la que marcó un mejor tiempo de 1:37.008.

Así, en la novena vuelta al Daytona International Speedway, el asturiano rebajó en 962 milésimas el mejor tiempo logrado este jueves mismo en la segunda sesión de entrenamientos libres con su Ligier LMP2.

Tras Van der Zande, saldrá el brasileño Helio Castroneves, al volante de un Acura DPi, que perdió la 'pole' por 7 milésimas, y el portugués Filipe Albuquerque, con un Cadillac DPi, 111 milésimas más lento que el holandés.

El equipo del también español Daniel Juncadella, el Jackie Chan DCR JOTA, saldrá sexto, y el Acura Team Penske, del que forma parte el colombiano Juan Pablo Montoya, será décimo tras los 1:36.931 que marcó su compañero estadounidense Dane Cameron.

Alonso sólo pudo participar en la segunda sesión de entrenamientos libres de hoy después de que su compañero Phil Hanson sufriese un accidente en la primera al chocar con las barreras de protección.

Hanson explicó que las bajas temperaturas de los neumáticos delanteros causaron un bloqueo de las ruedas cuando llevaba apenas cinco vueltas sobre el circuito floridiano y su Ligier LMP2 tuvo que ser trasladado a boxes con un daño en su parte frontal, que fue reparado para la siguiente ronda.

El bólido 23 conducido por Alonso y los jóvenes pilotos británicos Lando Norris y Hanson no había podido pasar del duodécimo mejor tiempo, de veinte, en la segunda tanta de entrenamientos libres y el décimo octavo en la primera.

En rueda de prensa, Alonso ya reconoció que su mayor preocupación es la diferencia de velocidad punta con los equipos punteros y lamentó que apenas han tenido posibilidad de entrenar en pista para acoplarse al prototipo en una categoría completamente nueva para él y Norris, piloto de pruebas de McLaren para la próxima temporada.

El Chevrolet Corvette C7.R del equipo Corvette Racing será el primero en salir en la categoría GTLM, gracias al danés Jan Magnussen, compañero del español y excampeón en las 24 Horas de Daytona Antonio García.

Magnussen logró el mejor tiempo con 1:42.770, 19 milésimas por delante del Ford GT del estadounidense Joey Hand, compañero de equipo de otro ex Fórmula Uno, el francés Sebastien Bourdais, y 148 por delante del Porsche 911 RSR que pilotó el belga Laurens Vanthoor.

En la categoría GTD, el español Miguel Molina marcó el segundo mejor tiempo con su Ferrari 488 GT3 del equipo Risi Competizione, del que también forman parte los mexicanos Ricardo Pérez de Lara, Martín Fuentes, Santiago Creel y el irlandés Matt Griffin.

Molina paró el cronómetro en 1:46.545, 453 milésimas menos que el brasileño Daniel Sierra, que compite con otro Ferrari 488 GT3, del equipo Spirit of Race, en una de las nueve vueltas que dio al Daytona International Speedway.

Alonso: "Esperamos que las cosas vayan mejor en las próximas sesiones"

Fernando Alonso lamentó hoy la falta de tiempo y vueltas en la pista del Daytona International Speedway para poder mejorar los problemas de velocidad punta que presenta el Ligier LMP2 con el que competirá este fin de semana en las 24 Horas de Daytona.

El español, cuyo equipo fue el 12 de 20 en la segunda sesión de entrenamientos libres de hoy, después de que en la primera no pudiera salir a pista debido a un accidente previo de su compañero en el equipo United Autosports Phil Hanson, aseguró que los test fueron muy cortos para todas las cosas que querían probar.

El piloto de McLaren en Fórmula Uno reconoció que su mayor preocupación es "conseguir esa velocidad extra y poder competir con los de delante" aunque para ello necesita estar más tiempo en pista, después de solo 11 vueltas, 4 en la primera sesión y 7 en la segunda.

"Seguimos aprendiendo y evolucionando y esperamos que las cosas vayan mejor en las próximas sesiones de entrenamientos libres y dar un paso adelante", indicó en rueda de prensa conjunta con Hanson y el tercer piloto del equipo, Lando Norris, entre las dos sesiones de entrenamiento de la mañana.

En la carrera, estimó, las dos primeras horas son las "más difíciles" y más tarde, con el paso de las horas, dijo que espera que se vayan sintiendo "más y más cómodos y ojalá más competitivos".

Con todo, afirmó que espera que todo vaya ala "perfección" en carrera y, si eso sucede, poder lograr un "buen resultado", aunque en este momento se conforma con "divertirse y que sea una carrera limpia".

Alonso ya reconoció que acude a Daytona con el objetivo de adquirir experiencia para una posible participación en las 24 Horas de Le Mans, que cifró en un 50 % de que se dé este mismo año.

Antes, explicó, tienen que pasar "muchas cosas", pero aseguró que está haciendo "todo lo posible" y poniendo todo su interés para que sea así.

El dos veces campeón del mundo dijo que tener "batallas" con los mejores pilotos del mundo, como su antiguo compañero de Fórmula Uno Juan Pablo Montoya es lo mejor que a uno le puede pasar y será un "honor" tenerlas en Daytona con el colombiano por "su agresividad y talento".

Cuestionados durante la rueda de prensa, no quisieron adelantar qué piloto será el encargado de participar en la clasificación de hoy ni quien será el primero que se suba al Ligier para el primer tramo de la carrera.

Fernando Alonso, ante el reto de las 24 horas de Daytona

El piloto español Fernando Alonso disputa el próximo fin de semana las 24 horas de Daytona, prueba de resistencia que reúne la pasión por la velocidad y la innovación que desde hace más de un siglo han caracterizado a la denominada "cuna de la velocidad".

Si en 2017 el piloto de la Fórmula Uno se animó a participar en la histórica 500 Millas de Indianápolis, cuya primera edición data de 1911, este año viaja a Daytona Beach, clave en la creación de la competición automovilística por antonomasia en EEUU, la NASCAR, y en cuyas playas se batió el récord mundial de velocidad en una quincena de ocasiones.

Apenas habían pasado unos años desde que los automóviles comenzaron a circular por Estados Unidos cuando los adinerados aficionados a la velocidad reservaban unos días en invierno para trasladarse hasta las playas situadas entre Daytona y la vecina Ormond y poner a prueba sus todavía rudimentarias máquinas.

Las carreteras de aquellos primeros años del siglo pasado no dejaban de ser caminos por el que habitualmente pasaban caballos y carretas y donde los nuevos automóviles sufrían lo indecible en cuanto tomaban cierta velocidad.

Pero las 23 millas (37 kilómetros) de firme y compacta arena de las lisas playas de esta zona del centro de Florida, con hasta 150 metros de ancho con la marea baja, eran ideales para amantes de este nuevo deporte y sector como Henry Ford, Harvey Firestone, Horace Dodge o Loius Chevrolet.

Varios de ellos eran asiduos invitados en la casa que John D. Rockefeller había comprado en la zona para pasar los últimos inviernos de su vida.

Pero antes de la llegada de tan ilustres pioneros de la industria del motor, el 28 de marzo de 1903, se disputaron las primeras carreras sobre la arena que une Daytona Beach y Ormond Beach.

Según la Sociedad Histórica de Ormond Beach, los contendientes fueron "Pirate" y "Bullet", que, impulsado por sus cuatro cilindros, por uno solo de su rival, llegó a la meta con veinte centésimas de segundo de adelanto con Alexander Winton al volante.

Las condiciones ideales de estos arenales animaron a los grandes empresarios del motor de EE.UU. y a ricos empresarios amantes de este deporte todavía elitista a una carrera para batir récords de velocidad que se desarrolló durante tres décadas.

Las marcas fueron cayendo una a una, de las 92,30 millas por hora (148,54 km/h) establecidas en 1904 por el millonario William Kissam Vanderbilt II, creador de la histórica Copa Vanderbilt, con un Mercedes, a las 276 millas (437 km/h) que el británico Malcolm Campbell alcanzó con su "Bluebird II", un 12 cilindros con 2.500 caballos de potencia.

Entre estas dos marcas, las máquinas se fueron perfeccionando con el objetivo de poder llevarlas a la playa de Daytona, donde a día de hoy todavía se puede acceder con los automóviles, aunque para circular a velocidades infinitamente más reducidas.

Estos pioneros del deporte del motor en EEUU tienen lugar destacado en el circuito y hay secciones del graderío con nombres y apellidos como los del piloto italo-estadounidense Ralph DePalma, ganador de cerca de 2.000 carreras en las décadas de 1910 y 1920.

Daytona Beach se convirtió así en la meca de la velocidad y en 1936 se construyó un circuito con forma de óvalo cuyo trazado pasaba la mitad sobre asfalto y la otra mitad sobre arena.

Este autódromo fue reemplazado en 1959 por el actual Daytona International Speedway, que desde entonces es un símbolo de este deporte en EEUU junto con el circuito donde se disputan las 500 Millas de Indianápolis, prueba que Alonso ya disfrutó el año pasado.

Este año tiene una nueva cita con un autódromo histórico a la espera de llegar, probablemente este 2018, a las 24 horas de Le Mans (Francia), la prueba de resistencia con mayor historia y prestigio del mundo.

Aunque el asturiano llega a Daytona Beach con el objetivo de adquirir experiencia en este tipo de pruebas, nadie descarta que su Ligier JS P217 pueda ganar y así sumar su nombre al del mexicano Pedro Rodríguez, que ganó en cuatro ocasiones, su compatriota Memo Rojas (3), el colombiano Juan Pablo Montoya (3) y el brasileño Christian Fittipaldi (2).

Suscribirse a este canal RSS