Éxito de los pilotos de KH-7 en el Rally Dakar 2021

Los tres equipos apoyados por la marca líder en limpiadores de cocina y quitamanchas completaron el recorrido y volvieron a subir al podio una vez más.

Laia Sanz logró acabar su undécima participación consecutiva en una extraordinaria 17ª posición, en su año más difícil.

En coches, Isidre Esteve y Txema Villalobos se mostraron más competitivos que nunca y finalizaron el rally en el debut de su nuevo Toyota Hilux Overdrive.

Jordi Juvanteny y José Luis Criado consiguieron uno de sus mejores resultados de los últimos años y se proclamaron vencedores de los trofeos de Producción y 6x6.

El Rally Dakar, la última gran aventura motorizada, cerró su 43ª edición tras más 7.500 kilómetros, 4.700 de los cuales por los inhóspitos desiertos de Arabia Saudí. Sólo 200 de los cerca de 300 vehículos que tomaron la salida llegaron a la meta de Jeddah, y entre ellos, los tres participantes de KH-7, que volvió a hacer un pleno en las tres categorías principales con Laia Sanz, Isidre Esteve / Txema Villalobos y el KH-7 Epsilon Team de Jordi Juvanteny y José Luis Criado en el podium de llegada. ¡Un éxito absoluto!

 

En motos, si hay alguien que ha demostrado año tras año su fortaleza, fiabilidad y tenacidad es Laia Sanz. Convertida nuevamente en toda una heroína de la carrera, la 18 veces campeona del mundo afrontó su participación más complicada, al padecer la enfermedad de Lyme, que la tuvo apartada de las competiciones y los entrenamientos durante buena parte del año pasado. Pese a llegar sin preparación, la barcelonesa no quiso rendirse y logró completar su undécimo Dakar consecutivo, un hito histórico. Lo hizo, además, en una extraordinaria 17ª posición.

 

Isidre Esteve acabó contento por ser más competitivo que nunca. El ilerdense, que suma ya cinco ediciones del Dakar completadas en coche, finalizó 28º de la general con su nuevo Toyota Hilux Overdrive copilotado por Txema Villalobos. Tras ser muy regular en la primera semana, en la segunda se vio retrasado por varios pinchazos y una incidencia técnica en la penúltima etapa que lo alejaron de los 20 primeros. Su resultado tiene un gran valor, a tenor del elevado nivel de participación de este año en la categoría de coches.

 

Jordi Juvanteny y José Luis Criado hicieron historia al completar el recorrido los dos solos en la cabina de su camión MAN de tres ejes, tras la baja a última ahora del tercer tripulante, Jordi Ballbé, a causa del coronavirus. A pesar de todo, el piloto y el copiloto de KH-7 tiraron de veteranía para conseguir una brillante 15ª posición, que representa su mejor resultado desde 2010. Además, se proclamaron campeones de Producción y del apartado 6x6 con el KH-7 Epsilon Team, gracias a su experiencia acumulada: ¡60 participaciones entre los dos!
 

Laia Sanz regresa a casa después de su hazaña en el Dakar

El mérito de la piloto de KH-7 es triple: aguantó hasta el final, pese a las dificultades físicas que tuvo que afrontar; terminó su undécimo Dakar consecutivo, algo que ningún piloto español de motos ha logrado; y lo hizo en una meritoria 17ª posición final.

“Éste es el Dakar en el que más me he emocionado. No ha sido la edición que ha tenido más dureza, pero sí para mí por la falta de preparación y los problemas con la enfermedad”.

“Es un récord del que me siento muy orgullosa, porque hay pilotos que han corrido más ediciones, pero que no las acabaron todas. Hacer once de once es algo muy difícil, y más estando los últimos ocho entre los veinte primeros”.

Después de finalizar su undécima participación consecutiva, con un cien por cien de fiabilidad, Laia Sanz ha regresado hoy a España procedente de Jeddah, Arabia Saudí, donde el viernes concluyó la 43ª edición del Rally Dakar. La piloto de KH-7 ha aterrizado en el aeropuerto de Barcelona este sábado por la tarde, pero a diferencia de las diez ocasiones anteriores, al cruzar la puerta de la terminal de llegadas, no se ha encontrado con la multitud de seguidores, amigos y familiares habitual, debido a las restricciones de seguridad por el Covid-19.

 

Pese a la atípica recepción, en la que sólo los medios de comunicación acreditados la esperaban, Laia Sanz dibujaba una aliviada sonrisa debajo de la mascarilla por haber superado su participación más complicada: “Cuando las cosas se ponen difíciles es cuando más se disfrutan, si salen bien, y este año es el caso. Ha costado mucho, no sólo el Dakar en sí, sino llegar a correrlo, así que estoy muy contenta”.

 

La piloto de KH-7 ha reconocido que cuando cruzó la meta y vio a sus compañeros de equipo no pudo contener las lágrimas, después del sufrimiento vivido antes y durante la carrera: “Éste es el Dakar en el que más me he emocionado, seguro. Bueno, a decir verdad, éste y el primero. No ha sido la edición que ha tenido más dureza, porque seguramente fueron más complicadas algunas de las de Sudamérica, en las que había de todo, con recorridos muy exigentes y pasos a gran altitud o días de mucho calor. Pero en mi caso, personalmente, sí es el Dakar que se me ha hecho más duro. La falta de preparación y los problemas con la enfermedad lo han convertido en el más emotivo para mí. Al final, cuando llegué a meta, salió todo”.

 

Para la piloto de KH-7 y GasGas el mérito y la hazaña es triple: por haber aguantado hasta el final, pese a la enfermedad de Lyme que padece, por haber acabado su undécimo Dakar consecutivo, algo que ningún piloto español de motos había logrado antes, y por haberlo hecho en una meritoria 17ª posición final.

 

“Es un récord del que me siento muy orgullosa, porque en la historia de la carrera hay pilotos que han corrido más ediciones, pero que no las acabaron todas. Hacer once de once es algo muy difícil, y más estando los últimos ocho entre los veinte primeros”, comenta satisfecha.

 

La recompensa tras su éxito en el desafío dakariano, un merecido descanso antes de pensar en los retos futuros: “Ahora mismo no tengo muchas ganas de tocar la moto. Cuando acabas un Dakar, lo último que quieres es ir en moto en las próximas semanas. Después seguro que las recupero. Luego faltará planificar la temporada, acabar de recuperarme, que es lo más importante, y ya veremos qué carreras hacemos este año”.
 

Isidre Esteve vuelve del Dakar muy satisfecho con su progresión

-El ilerdense ha regresado este sábado a Barcelona, junto al resto de compañeros del Repsol Rally Team.

-"Estamos muy contentos de volver a casa con el objetivo conseguido de acabar el Dakar".

-"El reto era ser competitivos y lo hemos sido, aunque no todo lo que queríamos pero el deporte es así. Algunas etapas hemos rodado dentro de los 15 primeros, con parciales muy buenos, y otros días, en cambio, hemos tenido problemas, pero eso es normal en esta carrera".

-"Me ha gustado mucho el recorrido y las novedades de este año porque la navegación ha vuelto a cobrar la importancia que necesitaba para recuperar el espíritu de esta carrera".


Isidre Esteve ya está en casa, después de finalizar con éxito el Dakar 2021. El piloto ilerdense ha aterrizado esta tarde en el aeropuerto de Barcelona, acompañado por el resto de miembros del Repsol Rally Team. Todos ellos han regresado con la satisfacción de haber realizado un gran trabajo que les ha permitido ser más competitivos que nunca en una de las ediciones de mayor nivel.

Isidre Esteve ha volado a España en un chárter fletado por la organización del Dakar. Le acompañaban su copiloto Txema Villalobos, la preparadora física Lidia Guerrero y los mecánicos David Pigem, Carles Méndez y Albert Soler. Todos ellos reflejaban en su rostro el cansancio acumulado tras dos intensas semanas de carrera, pero también la felicidad por haber realizado un gran papel con el nuevo Toyota Hilux Overdrive.

"Estamos muy contentos de volver a casa con el objetivo conseguido de acabar el Dakar. Seguro que podíamos haberlo hecho un poco mejor pero esta carrera es muy complicada y no todos los días son buenos. Lo importante es que hemos sido muy competitivos varias etapas, aunque la segunda semana nos ha costado un poco. Pero estamos muy contentos porque sabemos los aspectos a mejorar en el futuro", explicaba Isidre Esteve.

"Me ha gustado mucho el recorrido de este año; ha sido duro y complicado, porque la navegación ha vuelto a cobrar la importancia que necesitaba, con el roadbook digital que se entregaba 10 minutos antes. Todo eso ha dificultado mucho la navegación, pero hay que adaptarse porque ése es el camino. Había llegado un momento en el que algunos equipos tenían mucha información extra cada día y que solo se corría. Este año, por primera vez, hemos visto que los de delante también se pierden y eso es muy importante para recuperar el espíritu de esta carrera", afirmaba el piloto de Repsol, MGS Seguros, KH-7 y Toyota España.

A nivel personal, la gran novedad en este Dakar 2021 ha sido el estreno del Toyota Hilux Overdrive con el que el ilerdense ha quedado muy complacido: "La Hilux ha funcionado increíble y nos ha hecho disfrutar del pilotaje. Los técnicos de Overdrive y los mecánicos del Repsol Rally Team han realizado un gran trabajo con el coche; Txema Villalobos ha mejorado mucho en la navegación y Lidia Guerrero ha estado increíble. Estoy muy contento con todo el equipo que ha dado un gran paso adelante".

"El objetivo era ser competitivos y lo hemos sido, aunque no todo lo que queríamos pero el deporte es así. Algunas etapas hemos rodado dentro de los 15 primeros, con parciales muy buenos, y otros días, en cambio, hemos tenido problemas, pero eso es normal en el Dakar", recordaba Isidre Esteve que ha concluido en 28º lugar de la general, retrasado por un problema técnico en la penúltima especial.

El piloto del Repsol Rally Team, todo un ejemplo de superación, ya hablaba en clave de futuro: "Es inevitable pensar en nuestra próxima participación y en el avión ya lo veníamos hablando con mis compañeros de equipo. Creo que eso es bueno porque quiere decir que ya tenemos en mente mejorar en el Dakar 2022".

Nuevo éxito de Mini en el Dakar

-Stéphane Peterhansel logra su decimocuarto triunfo en el Dakar, el octavo que consigue en la categoría de coches.

-Carlos Sainz gana la última etapa del Dakar 2021 y finaliza tercero en su decimocuarta participación en el rally más duro del mundo.

-Es el sexto triunfo de MINI en el Rally Dakar y el segundo consecutivo del MINI JCW Buggy.


30 años después de su primera victoria en el Rally Dakar en la categoría de motos, Stéphane Peterhansel ha logrado hoy su decimocuarto triunfo en el rally más duro del mundo. Acompañado por su copiloto, Edouard Boulanger, y al volante de un MINI JCW Buggy, el francés ha realizado una carrera excelente, en la que ha sido muy regular y no ha cometido errores. En la meta de Jeddah, Peterhansel ha superado por 15 minutos a su principal rival durante gran parte de la carrera, Nasser Al-Attiyah.

Con esta victoria, Stéphane marca un nuevo récord en el Dakar. No solo es el piloto con más títulos, sino que es el único piloto en haber ganado el rally en las tres localizaciones en las que ha competido: África, Sudamérica y ahora Arabia Saudí.


Sus compañeros, Carlos Sainz y Lucas Cruz, han conseguido su tercera victoria de etapa y han logrado un nuevo podio absoluto, tras acabar en la tercera posición. A pesar de haber sufrido problemas de navegación, los españoles han colocado el segundo MINI JCW entre los tres primeros puestos de la clasificación.


Otro de los protagonistas de la carrera ha sido Vladimir Vasilyev, que junto con su copiloto Dmitry Tsyro y el MINI JCW Rally, ha conseguido finalizar el Dakar 2021 en una meritoria sexta posición.


Stéphane Peterhansel: “Ha sido un Dakar muy duro. Hemos tenido mucha presión, porque cuando eres el líder eres quien más puede perder. Pero aún así hemos hecho una gran carrera. No hemos cometido grandes errores. Estoy muy contento, no hay duda de que ganar es una gran sensación. Hemos estado en el lugar perfecto, el MINI JCW es el coche a batir y el equipo ha hecho un gran trabajo”.


Carlos Sainz: “Hoy hemos corrido bastante hasta que hemos alcanzado a Peterhansel. Una vez hemos llegado a su estela, lo hemos escoltado hasta la meta. Estoy contento con este podio, pero no del todo, ya que hemos sufrido mucho con la navegación. Habrá que analizar con detenimiento todo lo que ha sucedido en el rally con los problemas de adaptación a la navegación y su nueva filosofía. De no ser por eso, el resultado habría sido diferente”.


Sexta victoria para MINI en el Rally Dakar

La de Stéphane Peterhansel es la sexta victoria de MINI en la historia del Dakar y la segunda para la marca de forma consecutiva. Los triunfos de MINI comenzaron, precisamente, en el año 2012 con Peterhansel al volante de un MINI Countryman ALL4. El francés logró dos triunfos consecutivos, mientras que Nani Roma y Nasser Al-Attiyah completaron, en 2014 y 2015, una exitosa era para la marca británica, con cuator victorias seguidas.


En 2020, Carlos Sainz llevó a lo más alto el MINI JCW Buggy en la celebración del primer Dakar en Arabia Saudí. Su compañero, Peterhansel, ha repetido victoria este año, la tercera para "Monsieur Dakar" con la marca.

Resultados

1.S. Peterhansel (FRA) / E. Boulanger (FRA) – MINI JCW Buggy 44h 27m 11s

2. N. Al-Attiyah (QAT) / M. Baumel (FRA) – Toyota 44h 42m 02s

3. C. Sainz /ESP) / L. Cruz (ESP) – MINI JCW Buggy 45h 29m 08s

4. J. Przygonski (POL) / T. Gottschalk (GER) – Toyota 47h 03m 14s

5. N. Roma (ESP) / A. Winocq (FRA) – Prodrive 47h 49m 59s

6. V. Vasilyev (RUS) / D. Tsyro (UKR) – MINI JCW Rally 47h 56m 49s

16. G. Spinelli (BRA) / Y. Haddad (BRA) – MINI ALL4 Racing 51h 48m 36s

24. V. Khoroshavtsev (RUS) / A. Nikolaev (RUS) – MINI JCW Rally 54h 08m 20s

26.D. Krotov (RUS) / O. Uperenko (RUS) – MINI JCW Rally

Gerard Farrés, feliz de acabar su tercer Dakar sobre cuatro ruedas

-El piloto catalán finaliza 11º, a pesar de los numerosos problemas mecánicos que minaron sus aspiraciones en la general durante la primera semana.

-"No lo tenía muy claro al inicio, sufrimos muchísimo, pero gracias a Armand, que nunca se rindió, y a toda la gente que nos ha animado, estamos aquí. Volveremos más fuertes".

-"Al final ha valido la pena, estos días hemos aprendido muchísimas cosas y hemos ayudado al equipo para que dos Monster Energy Can Am estén en el podio".


"Volveremos, y lo haremos más fuertes que nunca". Con esta declaración de intenciones concluye Gerard Farrés su tercera participación en el Dakar en la categoría SSV, la segunda con Armand Monleón en el asiento de la derecha. Una edición especialmente complicada para él, en la que ha sufrido problemas de toda clase, pero que finalmente, tal y como reconoce, "ha valido la pena acabar".

Gerard Farrés y Armand Monleón han finalizado su periplo por tierras saudíes en una meritoria undécima posición absoluta en la categoría SSV / T4, a menos de 3 minutos del Top 10. Una cifra a priori irrelevante, ya que su aspiración era repetir el podio que logró en 2019, pero que da cuenta de su categoría al volante del Can-Am Maverick X3s, ya que en la segunda semana de carrera ha conseguido recortar más de 1 hora y media al décimo clasificado.

"Acabamos un Dakar durísimo, muy exigente en todos los sentidos, y que personalmente ha sido difícil de gestionar. Tengo que reconocer que durante las primeras etapas algún día quise retirarme, no comprendía por qué estábamos teniendo tanta mala suerte, pero gracias a Armand, que nunca se rindió, y a toda la gente que nos ha animado, estamos aquí", confiesa el de Manlleu.

"Al final hemos sido capaces de coger un ritmo muy fuerte, hemos aprendido muchísimas cosas y hemos ayudado al equipo en las últimas etapas. Creo que ha sido el Dakar en el que más hemos crecido, en la categoría más difícil que hay actualmente, con 60 vehículos, una igualdad mecánica increíble y con pilotos muy buenos".

Farrés y Monleón han sido piezas claves para que el equipo Monster Energy Can Am haya terminado con dos pilotos en el podio. En la etapa de ayer ayudaron a Austin Jones y Gustavo Gugelmin, finalmente segundos en la general, y hoy, en la corta especial entre Yanbu y Jeddah, de 225 km, han hecho lo mismo con Aron Domzala y Maciej Marton (terceros).

"Creo que hemos hecho un buen trabajo. Sí que es verdad que en las primeras etapas nos descolgamos, por culpa de algunos problemas mecánicos, pero al final nos hemos ido animando y hemos utilizado este Dakar para aprender mucho. Nos marchamos para casa con una libreta de apuntes muy gruesa", afirma el copiloto de Farrés, Armand Monleón.

La pareja del Monster Energy Can Am partía como una de las favoritas al empezar la carrera, y de hecho así lo atestiguan sus primeros resultados en la primera y segunda etapa: 5º y 2º respectivamente. Las cosas empezaron a torcerse el tercer día, cuando un fallo en el turbo les hizo perder 37 minutos. Pero sin duda, la gran decepción llegó a la mañana siguiente, cuando un problema eléctrico, que les impidió superar los 80 km/h durante las especiales de la cuarta y quinta etapa, echó por tierra todas sus aspiraciones en la clasificación general.

A partir de ahí se tomaron el Dakar desde otra perspectiva: querían seguir para absorber el máximo de conocimientos y aprender de los errores. Firmaron una segunda posición en la sexta etapa, pero tras la jornada de descanso, volvieron a sufrir problemas mecánicos de diversa índole. En la séptima especial, a causa de una valla metálica que se llevaron por delante, y en la octava y novena, por arriesgar demasiado tratando de adelantar. En las tres últimas volvieron a rendir al máximo nivel y pudieron adjudicarse, de nuevo, una segunda posición, a pesar de que su objetivo era ayudar al equipo a conquistar el podio.

En conclusión, un Dakar que deja muchas lecciones, de las que seguro habrán tomado buena nota: "Hemos entendido la carrera, y yo en el apartado mecánico he aprendido infinidad de cosas, a nivel de suspensiones, geometrías, conocimiento dentro de las cuatro ruedas... Esto me hace feliz. La valoración, dentro de todo lo que ha pasado, es muy positiva".

Jaume Betriu finaliza 12º y consigue su mejor resultado en el Dakar

El piloto del FN Speed Team acaba como segundo español mejor clasificado en la general de motos y cuaja su mejor actuación parcial en el Dakar al completar la última etapa en una meritoria 9ª plaza.

El de Coll de Nargó mejora el 14º logrado el año pasado en su debut y se consagra como uno de los pilotos con mayor proyección de futuro en el rally saudí.

“Estoy súper contento con la duodécima plaza. No ha sido fácil, pero a base de esfuerzo y perseverancia el resultado que buscaba ha llegado”.


Misión cumplida. Jaume Betriu acaba de subir al podio final del Rally Dakar como 12º clasificado en la categoría de motos. Un resultado brillante y muy meritorio para el piloto del FN Speed Team, que ha vuelto a dejar constancia de su ascendente progresión en su segunda experiencia en la cita saudí.

De menos a más a lo largo del rally, el vigente campeón de España y subcampeón del mundo de Enduro 3 ha terminado de la mejor manera posible: superando en dos puestos la 14ª plaza cosechada el año pasado en su debut en el Dakar. Además, ha finalizado la última especial en una excelente 9ª posición absoluta a 12’35’’ del ganador, su mejor actuación en sus dos participaciones en el Dakar.

“Esta última jornada nos ha ido muy bien”, ha comentado Betriu al cruzar la línea de meta. “He podido ir a mi ritmo, tranquilo y navegando sin problemas. El feeling era bueno y el resultado demuestra que estaba cómodo en esta etapa”.

El piloto de Coll de Nargó (Lleida) se ha mostrado satisfecho con el desenlace final de un Dakar que ha puesto a prueba a pilotos y máquinas. “Estoy súper contento con la duodécima plaza de la general. El objetivo antes de la carrera era mejorar el 14º de 2020 y tras mucho trabajo en esta última semana lo hemos conseguido. No ha sido fácil, pero a base de esfuerzo y perseverancia el resultado que buscaba ha llegado”.

“En líneas generales estoy muy contento, sobre todo por la segunda semana que he completado. En la primera me costó encontrar el ritmo, fui bastante irregular, pero a partir de la séptima etapa todo fue a mejor y he terminado el Dakar mucho mejor que lo empecé”, ha comentado el piloto de KTM España antes de subir al podio final a orillas del Mar Rojo junto a sus mecánicos del FN Speed Team.

El ilerdense, que ha sido el segundo mejor español en la acumulada, ya piensa en los aspectos a mejorar para su próxima participación en esta prueba. “Si quiero optar a estar en el Top 10 debo empezar mejor el rally. Este año me ha lastrado eso, comencé a un ritmo inferior. Si desde el primer día te metes en el grupo de cabeza, la velocidad del resto de competidores te ayuda a tirar adelante. Además, he tenido algunos problemas con la navegación y pequeñas caídas que afortunadamente no han tenido consecuencias. He llegado a la meta entero en mi segundo Dakar, eso es lo más importante”.

Tras más de 4.000 km cronometrados repartidos en doce etapas por el desierto saudí, Jaume Betriu ha recibido su medalla de finisher del Rally Dakar con la sensación de haber completado un gran trabajo. “Hemos cumplido con el objetivo. Ahora quiero descansar y recargar las pilas antes de empezar a tope con la temporada de Enduro”, ha añadido orgulloso el piloto catalán.
 

Nani Roma (BRX) consigue un notable quinto puesto en su 25 Dakar

•“El equipo se ganó el Tuareg antes de salir, y terminar en quinta posición es magnífico”

Nani Roma ha terminado en quinta posición el Dakar 2021. Un resultado que sin duda hubiera firmado el equipo Bahrain Raid Xtreme antes de la salida en su debut en el rally más duro y prestigiado de la temporada.

El dos veces ganador del Dakar echó mano de la experiencia y gestionó bien en las últimas etapas la ventaja que disfrutaba sobre Al Qassimi y Vasilyev, aguantando hasta el final.

“Dakar terminado”, exclama con una amplia sonrisa Nani al bajarse del Hunter al término de la duodécima y última etapa, en la que se ha clasificado undécimo.

“Estamos muy contentos y muy agradecidos al equipo, que ha hecho un gran trabajo. El coche ha funcionado muy bien. Se ganaron el Tuareg antes de salir, y terminar en quinta posición es magnífico”, comenta el piloto catalán.

Nani Roma reconoce que “ha sido un Dakar muy difícil para nosotros”. “Empezó torcido, pero hemos sabido correr tranquilos, correr bien, y obtener un buen resultado”, añade.

“25 Dakares y un bonito quinto puesto. Gracias a Prodrive y a todo el equipo por su trabajo”, concluye el de Folgueroles.

Heroico 11 de 11 para Laia Sanz en el Rally Dakar

Tras una edición marcada por la enfermedad de Lyme que padece, la piloto de KH-7 amplía el récord absoluto de participaciones acabadas consecutivamente entre los pilotos españoles.

Pese a todas las dificultades vividas, ha terminado por octava vez seguida dentro del Top 20, en una a priori impensable 17ª posición.

“Estoy muy feliz de haber terminado once de once, porque es súper difícil. Es algo que para mí tiene mucho valor, y más después de haber pasado un 2020 tan malo. Estoy que no me lo creo”.

“No he podido ir casi ningún día a mi ritmo, y eso conlleva que salgas más atrás y te encuentres polvo. Se convierte en una rueda que te impide que salgan bien las cosas, pero seguramente ésta es una de mis mejores victorias”.

El idilio entre Laia Sanz y el Rally Dakar prosigue. Idilio o, tal vez, relación de amor-odio, a tenor de la dureza y las adversidades que ha tenido que superar la piloto de KH-7 en la edición 2021, finalizada este viernes después de 12 etapas y una prólogo en Arabia Saudí. Sea como fuere, la de Corbera de Llobregat ha cruzado la meta por undécima vez consecutiva la prueba más extrema del mundo, en la que para ella suponía su participación más comprometida, más difícil y más incierta por culpa de la enfermedad de Lyme.

 

“Estoy muy feliz de haber terminado once de once, porque es súper difícil y, además, los últimos ocho años entre los 20 primeros. Es algo que para mí tiene mucho valor, y más después de haber pasado un 2020 tan malo. Estoy que no me lo creo porque, incluso bien preparada, un 17º puesto no es fácil y, según cómo, es hasta un buen resultado”, explica entre exhausta, emocionada y eufórica.

 

Laia Sanz no tiene freno. Ni si quiera acudir a su cita anual con el desierto sin haberse podido preparar físicamente y con muy pocos entrenamientos encima de la GasGas RC 450F ha minado su compromiso consigo misma, con el equipo, sus patrocinadores y sus fans. Nadie le habría recriminado nada si hubiera decidido quedarse en casa y perderse un Dakar después de una década asombrando el mundo porque, como dijo el doble ganador del Dakar Toby Price antes de arrancar la competición, “cada vez que Laia Sanz se sube a una moto impresiona al mundo”.

 

Pero la mejor piloto de motos de todos los tiempos no ha logrado sus hitos rindiéndose ante las adversidades. Ahora no iba a ser diferente, así que tomó la salida de Jeddah a principios de mes para volver hoy a la ciudad saudí, comienzo y destino de esta edición, con un único objetivo: resistir. Y lo hizo. Empezó falta de ritmo en la primera etapa, en un par de días se había quitado el óxido de encima y volvía a sentirse competitiva, pero la realidad le aguardaba a la vuelta de la esquina.

 

El esfuerzo que estaba soportando en un entorno hostil como es el desierto, con cientos de kilómetros por superar cada día contra el crono, con tantos pilotos de nivel frente a ella, pronto le hizo ver que tenía que dosificarse. La barcelonesa, a la que cada noche administraban antibióticos vía endovenosa para tratar el Lyme, también tuvo que hacer frente la segunda semana a una tendinitis en la mano derecha, fruto de la inactividad y de la lesión que se hizo en el Dakar 2020. Eso la retrasó varios puestos y se vio abocada a rodar los últimos días entre el polvo de pilotos más lentos.

 

“Los primeros días pensaba que se me haría muy difícil, porque me cansaba mucho. La segunda semana lo he pasado peor, pero cuando ves que quedan pocos días haces todo lo que puedes para terminar”, admite.

 

Pese a todo, la piloto de KH-7 y GasGas persistió, se encomendó a su lema “quien tiene la voluntad, tiene la fuerza” y apretó los dientes hasta la meta para acabar en una increíble 17ª posición final. Su undécimo Dakar consecutivo en meta amplía el récord absoluto que ya poseía entre los pilotos españoles de motos en las 43 ediciones de esta competición. Además, se ha clasificado por octavo año seguido dentro del Top 20 y nuevamente como la mejor mujer sobre dos ruedas. Lo había demostrado todo, pero Laia Sanz sigue sorprendiendo una vez más.

 

Así lo cuenta: “No puedo estar más contenta, porque tenía muchas dudas de terminar y, además, hacerlo con un buen resultado era impensable. Ha sido un Dakar especial, diferente. No he podido ir casi ningún día a mi ritmo, y eso conlleva que salgas más atrás y te encuentres polvo. Se convierte en una rueda que te impide que salgan bien las cosas, pero seguramente ésta es una de mis mejores victorias. Diría que me hace más ilusión que un mejor resultado en un año normal, sin los problemas que he tenido”.

 


Nota: Laia Sanz llegará a España este sábado 16 de enero procedente de Jeddah (Arabia Saudí). La piloto de KH-7 aterrizará en Barcelona a las 19:00 con el vuelo QS 3407 y atenderá a los medios de comunicación en la terminal T1 de llegadas del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

 


Clasificación etapa:
1. Ricky Brabec (Honda) 02h 07’02”
2. Kevin Benavides (Honda) +02’17”
3. Matthias Walkner (KTM) +04’13”
4. Skyler Howes (KTM) +05’49”
5. Daniel Sanders (KTM) +07’11”

17. Laia Sanz (GasGas) +23’25”

 

Clasificación final:
1. Kevin Benavides (Honda) 47h 18’14”
2. Ricky Brabec (Honda) +04’56”
3. Sam Sunderland (KTM) +15’57”
4. Daniel Sanders (KTM) +38’52”
5. Skyler Howes (KTM) +52’23”

17. Laia Sanz (GasGas) +06h 29’31”
 

Suscribirse a este canal RSS