Dificultades para Llovera

Una vez superados los problemas iniciales (prólogo y primera etapa) parecía que, Albert Llovera-Marc Torres-Jorge Salvador (Iveco - Fesh Fesh), le habían tomado el pulso al Dakar 2022. En las dos últimas habían remontado más de treinta posiciones en la clasificación provisional de camiones (25a posición después de la tercera etapa, y con excelentes sensaciones para seguir mejorando en todos los aspectos.

Pero, el Dakar es el Dakar y no perdona. Hoy en el inicio de la cuarta etapa no han podido evitar el toque que ahora mismo pone en entredicho su continuidad en el Dakar, Así nos lo contaba Albert, mientras se dirigía hacía el bivac de Riyadh en un coche del equipo Fesh Fesh: “Hemos llegado muy rápido a una zona de ondulaciones de arena, hemos hecho un salto muy largo en el primera ondulación cayendo, con el “morro” del Iveco, en la cresta de la siguiente ondulación. La parte más dañada, a priori, parece ser el puente delantero que está desplazado hacia atrás y las suspensiones. Estábamos en la parte inicial de la especial y hemos decidido volver hacia la salida y localizar al equipo que nos vinieran a buscar con un remolque".

Después del toque el camión funcionaba, pero según Albert: "Era imposible afrontar la etapa en aquellas condiciones. Hemos ido hasta la salida a un ritmo lento, como comentaba la parte frontal estaba tocada. No hay ninguna duda que lo más sensato es olvidarnos de la cuarta etapa i ponernos a trabajar cuanto antes para intentar salir mañana. Apuraremos todas las opciones para reengancharnos a un Dakar que no empezó bien pero que en las últimas etapas todo había cambiado de manera radical".

La quinta etapa será la primera que tendrá a la capital de la Arabia Saudí, como núcleo central de la jornada. Serán en total 214 km, de enlace y 346 km, cronometrados con salida y llegada en Riyadh.