Albert Llovera disputará el Dakar 2022

No ha sido fácil, nadie dijo que lo sería, pero después de múltiples negociaciones y miles de kilómetros para concretar el proyecto, Albert Llovera consiguió su objetivo. A finales de Diciembre (días 29, 30 y 31) del presente año estará en Jeddah (Arabia Saudita) para pasar el protocolario, pero cada vez exigente, proceso de las verificaciones administrativas y técnicas.
Así pues, el primer paso se ha superado gracias a la perseverancia y a la capacidad de no darse nunca por vencido, una capacidad innata en el piloto de Andorra la Vella.

El piloto andorrano y el propietario del equipo FESH FESH, Tomas Vratny, ya colaboraron durante las temporadas 2016 y 2017, en el proyecto Bonver Dakar Project. Después de una temporada en la que no coincidieron en la misma estructura, se vuelven a encontrar en un proyecto similar aunque con una logística completamente diferente.

El equipo checo lo formarán cuatro camiones: El Ford Cargo 4x4 Evo 1 lo pilotará el propio Tomas Vratny. El Iveco Powestar 4X4 será la unidad en la que Albert Llovera se situará al volante. El Tatra Jamel 1 llevará tripulación 100% lituana, con un piloto carismático en el mundo de los raids, Vaidotas Zala, al volante del vehículo. Un cuarto vehículo, Tatra 815 “Puma”, pilotado por el empresario eslovaco Radovan Kazarla disputará la prueba de Arabía Saudí, inscrito en la categoría de los clásicos (Dakar Classic), destinada a los vehículos fabricados antes del 2009.

Marc Torres repite al lado de Albert Llovera.
En la próxima edición de la prueba más mediática del calendario internacional del mundo del motor, Llovera se situará al volante de un camión Iveco del equipo de Ostrava (República Checa). En el habitáculo de la mencionada mecánica, acompañaran a Llovera, Jorge Salvador como copiloto navegante mientras que Marc Torres será el copiloto mecánico. En la asistencia esperando al piloto andorrano estará el osteópata Jordi Zaragoza, para recuperar su estado físico.

En cuanto a la mecánica, cabe destacar como características que, el camión de la marca italiana está equipado con un motor IVECO Cursor de 13 litros, con un potencia de 1000 cv y un par de 5000 Nm.
En este IVECO que pilotará Llovera, también se han instalado mandos de aceleración y freno manuales Guidosimplex, además de una transmisión automática Allison de seis velocidades.

El Dakar volverá a centrar la atención de los aficionados a principios del 2022.
Será, sobre todo durante la primera quincena del mes de Enero del próximo año, cuando la prueba organizada por ASO, tendrá presencia en todos los medios de información a nivel mundial.
El raid se iniciará el día 1 de Enero con la disputa de la etapa prólogo, la arena ya será protagonista, en la localidad de Ha’il. Desde esta misma localidad se dará la salida a la primera etapa a lo largo de la jornada siguiente (día 2).
El día 8, será la capital de Arabia Saudí, Ryadh, la que acogerá a los participantes que sigan en carrera para disfrutar de la jornada de descanso.
La prueba finalizará en Jeddah el día 14, junto al lado del Mar Rojo, después de completar el trazado de 8000 kilómetros.

En el desierto del Erg-Chebbi (Marruecos), primera toma de contacto con el equipo Dakar 2022.
Como queda dicho, Llovera ha superado con éxito el primer paso (completar el presupuesto) para estar en el podio de salida de Ha’il el día 2 de Enero. A partir de este instante, del piloto del grupo Bárymont se centrará al 100% en su preparación física, una preparación que hace meses que ya empezó con su entrenador de confianza Miguel A. Rodellar, además de aprovechar todas las ocasiones que se planteen para iniciar un proceso rápido de adaptación con su nuevo navegante (Jorge Salvador).

A pesar de los problemas burocráticos que tuvo que superar el equipo FESH FESH, en su entrada en territorio marroquí, Llovera, junto a sus compañeros de equipo, pudieron hacer un test antes de que la logística emprendiera viaje hacía el puerto de Marsella en donde se llevarán a cabo las primeras verificaciones administrativas y técnicas antes de embarcar los vehículos hacía el puerto de Jedddah (Aarabía Saudí). Al finalizar su estancia en el Erg-Chebbi, el piloto del Iveco Powerstar no dudó en afirmar que: Las primeras sensaciones son excelentes en todos los sentidos.

Albert Llovera ilusionado ante el nuevo proyecto.
Después de un año de ausencia, Llovera con muchas ganas de volver a Arabia Saudí: Sin duda, es un raid en el que, a pesar de su dureza, me encuentro muy cómodo. Soy optimista y con ganas de empezar a trabajar con el equipo en la puesta a punto de todo lo necesario para evitar sorpresas en carrera. Habrá que improvisar, pero intentaremos anticiparnos en todo lo que sea posible.