Los pilotos del ACA Esport al límite en la X Pujada a Les Ventoses

Ramón Plaus y Edgar Montellà acabaron en tablas el doble duelo por el triunfo absoluto, en la prueba de la Escudería Penedès.

 

Ramón Plaus y Edgar Montellà, pilotando sus respectivos Silver Car, fueron los grandes protagonistas de la X Pujada a Les Ventoses, esta temporada disputada en doble jornada. Cada una de las jornada (sábado y domingo) eran válidas, por separado, para el Campeonato de Catalunya de la especialidad.

En el meeting que se corrió el sábado (día 12), se volvió a imponer la veteranía de Plaus, al sacarse de la manga un excelente crono (3’33”170) en la primera manga de carrera. En esta ocasión, su rival habitual (Montellà) no pudo bajar de 3’34”788, y ocupó la segunda plaza a 1’618 de su compañero del ACA Esport.

Todo cambió del domingo (día 13). Desde las subidas de entrenamientos ambos pilotos salieron a por todas, los cronos marcados en estas subidas previas a la carrera hacían prever que el tiempo del sábado se podía rebajar de manera considerable.

Y así fue, el piloto que cuenta con el soporte del Programa de Formación del Automóvil Club de Andorra (Montellà), completó los 6.700 metros de la subida en 3’31”033, mientras que Plaus rebajaba alguna décima (3’33”606), su crono de la jornada anterior.
Faltaba una última subida y aún todo era posible. Montellà volvió a marcar un 3’31”, aunque dos décimas peor que su crono anterior, mientras que Ramonet, con 3’31”364, ocupó la segunda plaza a 331 milésimas del ganador.

El también piloto del Programa de Formación del ACA, Marc Solsona, ocupó una meritoria cuarta posición entre los CM-Promoción, en la segunda ocasión que se situaba en el backet del Speed Car - Pep Motor.

Las altas temperaturas la dificultad añadida para los presentes en Sant Jaume dels Domenys.

Los que se acercaron a la localidad de la comarca del Baix Penedès, cualquiera que fuera su misión en la subida, es decir, equipos, organizadores y en general los aficionados, tuvieron que soportar un calor asfixiante desde el mismo inicio del timing de cada una de las jornadas. En las horas centrales del día se superaron los 35º, por lo que buscar una zona en la que no llegarán los rayos del sol, era un objetivo prioritario.

Sin duda las mecánicas también sufrieron mucho, motivo por el cual en más de una ocasión se tuvo que mostrar banderas amarillas para señalizar un vehículo averiado que ocupaba parcialmente la calzada.

 

 

 

Opiniones de los protagonistas.

CM Promoción.

Ramón Plaus (SilverCar). Buen conocedor del escenario de la prueba (la ganó en el 2017) tenía, no obstante, mucha curiosidad por saber como había quedado después del asfaltado que se llevó a cabo después de disputarse la edición del 2018.
Esta era su opinión después de los primeros reconocimientos: "La zona que asfaltaron es más ancha, sin lugar a dudas la versión anterior me gustaba más. Es una subida muy rápida, a la que dudas te caen décimas extra que te apartan de las posiciones de podio".

Una vez superada la primera jornada, Ramonet se sentía satisfecho con el crono y claro está con el resultado que le otorgaba el triunfo absoluto en este primer día, este era su comentario al final del día: "Todo ha salido de manera perfecta, pensaba que los CM tendríamos a los Turismos “gordos” mas cerca. No ha sido así, con todo hoy no me veía con opciones de bajar el crono y por esta razón he preferido no salir en la segunda carrera y así conservar el juego de neumáticos para mañana".

En el segundo día de competición "quedó claro que el crono se podía mejorar: La verdad es que sí, en la primera de carrera he seguido la misma línea que el día anterior y Edgar (Montellà) ha mejorado de manera considerable mi crono. En la segunda manga de carrera, me he lanzado a por todas, he bajado del 2’32” pero no lo suficiente como para ganar. A pesar de todo contento por el resultado y por la lucha que hemos mantenido con Edgar durante el fin de semana".

Edgar Montellà (SilverCar), Para el piloto del ACA Esport, las horas previas a la disputa de la Pujada a Les Ventoses 2021, estuvieron presididas por la incertidumbre de si el Silver Car llegaría tiempo. El mismo viernes se hizo el desplazamiento en barco de Tenerife a Algeciras y desde el puerto gaditano hasta Sant Jaume dels Domenys por carretera.

A media tarde las noticias ya eran positivas, así nos lo comentaba Edgar: "Ya han desembarcado el Silver Car y todo parece correcto. El viaje por carretera ya está en marcha. Mencionar que el vehículo llegó a destino bien entrada la madrugada del sábado".

Tal como llegó la mecánica de las Islas Canarias, pocos cambios se pudieron hacer, inició el primer día de competición en Les Ventoses, no fue mal, aunque: "Parece que estamos en la línea de las últimas carreras, es decir, diferencias mínimas pero siempre en contra mía. Voy a intentar mejorar alguna cosa de cara a mañana, más que nada creo que de pilotaje. Analizando la subida veremos que sale".

Sin duda salió bien, y a la pregunta de cual había sido el cambio para rebajar de manera tan considerable el crono, la respuesta fue: "He hecho un reset de la mente, he cambiado algunas trazadas que ,haciéndolas en apariencia menos agresivas, fueron más efectivas. De todas maneras cuando he visto el crono me ha sorprendido. He seguido el mismo criterio en la segunda de carrera y también ha ido bien. O sea que muy satisfecho de conseguir un triunfo, creo que ya era hora, pero además de hacerlo de la manera que lo hemos hecho. Cabe mencionar que el tiempo marcado (3’31”033) es el mejor que se ha hecho nunca en esta subida. También es cierto que la zona que se asfaltó, ahora es un poco mas ancha, o sea el escenario ha cambiado ligeramente".

Por su parte Marc Solsona, no estaba del todo satisfecho de como se había desarrollado la primera jornada de la Pujada a Las Ventosas. Este era su comentario al respecto: "Es cierto que la cuarta plaza entre los CM-Promoció era a lo máximo que podía aspirar si tenemos en cuenta a los pilotos que me han superado. De lo que no estoy nada satisfecho es del tiempo marcado. Creo que hubiera quedado más cerca, pero en el último kilómetro de la subida alcancé al rival que había salido por delante. No pude adelantarle y esto me costó unos segundos valiosos, no para mi clasificación que hubiera sido la misma, sino para el crono que ha salido en la clasificación final".

La actividad en la especialidad de la Montaña sigue a un ritmo trepidante. El fin de semana (días 19 y 20) se disputará la Pujada a Arinsal, meeting del campeonato francés organizado por el Automóvil Club de Andorra.

Una vez disputada la prueba andorrana, algunos de los pilotos que cuentan con el soporte del Programa de Formación del ACA, en concreto Raul Ferré y Edgar Montellà, se desplazarán a Ubrique (Cadiz) para disputar La XXV Subida Ubrique-Benaocaz, tercera prueba del Campeonato de España de la especialidad.