Armstrong encabeza la talentosa inscripción en Portugal

Apenas unas semanas después de una apasionante prueba inaugural en abril, la acción del FIA Junior WRC se traslada a la tierra con el Vodafone Rallye de Portugal de esta semana (20 - 23 de mayo).

Encabezando el grupo de Ford Fiesta Rally4 idénticos de M-Sport Polonia está el ganador del Rallye de Croacia, Jon Armstrong.

El piloto del Ulster tiene experiencia previa en estas pistas portuguesas, ya que terminó cuarto en el Trofeo Drive DMACK en 2016, pero admite que el reto que le espera será "duro".

"Es una prueba muy exigente que requiere tanto velocidad como un poco de cuidado para el coche y los neumáticos. Es un bonito reto", explica el piloto de 26 años.

"Llegar a un rallye liderando el campeonato es muy bueno para mí personalmente, ahora sólo tenemos que seguir rindiendo al máximo y ver dónde estamos al final del rallye", añade.

Martin Koči comienza la prueba de Matoshinos con mucha experiencia a sus espaldas. La estrella eslovaca ya cuenta con cuatro participaciones en Portugal y espera que ese conocimiento extra le de ventaja.

Koči se consolidó como uno de los favoritos de principios de temporada tras liderar la batalla del Rallye de Croacia durante casi dos días antes de que un pinchazo echara por tierra todas las esperanzas de victoria.

"He estado aquí unas cuantas veces, la última fue en 2016, terminamos segundos tras perder el liderato y romper un amortiguador en el último tramo. Aun así, fue un gran rallye que disfruté mucho".

"También va a ser complicado, ya que el primer día es muy largo y no hay asistencia. El segundo día cuenta con muchos kilómetros, así que ya veremos", comenta.

El subcampeón de Croacia, Mārtiņš Sesks, intentará llevarse a casa el máximo de puntos, mientras que Sami Pajari también podría ser uno de los que se deberá tener en cuenta. El finlandés volcó durante la primera jornada de la prueba, pero aun así consiguió nueve mejores tiempos de tramo.

El compatriota de Pajari, Lauri Joona, cree que el rallye será uno de los más duros del calendario y ha prometido adoptar un enfoque "táctico" en un intento de cuidar el coche y los neumáticos, mientras que el rookie del campeonato, William Creighton, planea mantenerse alejado de los problemas.

Raúl Badiu y Robert Virves completan la inscripción. Ambos pilotos llegan a Portugal con cuentas pendientes después de que las excursiones fuera de la carretera en la prueba inaugural les hicieran descender en la clasificación.