Armas
Acceso

Carta abierta de Carlos Sainz Jr. a su padre Carlos Sainz

Tu que me conoces bien seguro te vas a sorprender cuando leas esta carta que hago pública con lo que te quiero decir.

Estas dos semanas tan intensas me han servido para comprender un poco como te sientes tu cuando yo estoy corriendo y sinceramente me he dado cuenta de lo mal que lo debes de pasar, es mejor estar en el otro lado de la barrera!. No te imaginas los nervios que han pasado mamá Blanca y Anita, yo intentaba no aparentarlo pero algún puñetazo al almohadón se me ha escapado. Ha sido muy intenso.

Un par de horas después de haberte visto ganar y celebrar este Dakar me apetece decirte lo importante e impresionante que ha sido para mi ver como has trabajado tan duro para conseguir a tus 55 años seguir teniendo las ganas, ilusión y motivación para enfrentarte a un desafío tan grande como es ir a ganar tu segundo Dakar. Podría contar mil anécdotas, pero ahora mismo recuerdo cuando yo me levantaba a entrenar a las 7.30 am para subirme en la bici dentro de la sauna y tu llevabas ahí ya 1 hora machacándote, u otras veces en las que nos poníamos los dos a contestar emails en el despacho y te he pillado diseñando al más mínimo detalle, el dibujo del taco de las ruedas Michelin que ibas a llevar en el Dakar.

Estas cosas, aunque en el momento me ría y te suelte algún vacile quiero que sepas que son el mejor ejemplo de sacrifico y ganas de ganar que tanto a mi como a mis hermanas nos sirve para aplicarlo a todo en la vida.
Todo el mundo sabe que tu espectacular carrera deportiva también ha tenido momentos muy difíciles. Durante estos 8 años de sequia desde que ganaste en 2010 tu primer Dakar ha habido un poco de todo, abandonos por fiabilidad mecánica, accidentes, etc. cualquier persona se hubiera dado por vencida pero eres cabezota como tu solo y querías un 2do Dakar y sabias perfectamente que podías conseguirlo. Tu y yo sabemos que pocos esperaban volverte a ver celebrando otra victoria, pero los que te conocemos bien sabíamos que no hay reto que te propongas que no puedas conseguir.

Papá, termino ya no te preocupes, sólo espero haber dejado claro la admiración que tus hijos tenemos por ti como persona y deportista pero sobre todo decirte que como padre eres un ejemplo del que no paramos de aprender cada día.

Que ganas tengo de darte un abrazo!

Carlos

PD: todo el mundo se pregunta si este va a ser el broche final a tu carrera y vas a colgar el casco (sabes que a mama esa idea le hace muy feliz) yo por mi parte te apoyare y animare en lo que decidas.

Carlos Sainz: “Para mí ha sido el Dakar más difícil de los que he corrido"

-Carlos Sainz gana su segundo Dakar y sigue haciendo historia

Carlos Sainz y Lucas Cruz (Peugeot 3008DKR) han conseguido proclamarse ganadores del Rallye Dakar por segunda vez tras lograrlo en 2010. Los pilotos españoles se han impuesto en una de las ediciones más duras de la historia de esta prestigiosa carrera. Han sido 14 etapas de extrema dificultad que Carlos y Lucas y el Peugeot 3008DKR Maxi han conseguido superar de manera excelente, alcanzando el triunfo con una sólida ventaja al frente de la clasificación final, superando en 43 minutos a Nasser Al-Attiyah (Toyota) y en una hora 16 minutos a Giniel De Villiers (Toyota).

Hoy Carlos Sainz ha finalizado la etapa en la novena posición, alcanzando la meta y proclamándose bicampeones del Rallye Dakar con el equipo Peugeot Sport, sumando este segundo Dakar a sus dos campeonatos del mundo de rallyes y a la Copa del Mundo de Rallyes Cross Country de la FIA.

Carlos Sainz: “Estoy muy contento de haber ganado este Dakar, que para mí ha sido el más difícil de los que he corrido, incluido los de África. Quiero agradecer al equipo, Peugeot Sport, a Red Bull, Total, a todos los patrocinadores en general por su apoyo, y sobre todo quiero dar las gracias y felicitar a Lucas por el magnífico trabajo que ha hecho. Ahora nos toca disfrutar un poquito con todos los que me habéis apoyando y seguido”.
 

Cristina Gutiérrez hace historia en el Dakar 2018

-La burgalesa finaliza el rally más duro del mundo por segundo año consecutivo.

-Ha sido la única piloto femenina capaz de completar la prueba en coches, como 38ª absoluta y 2ª de su categoría T1.S.

-“Me parece un sueño llegar hasta la meta después de la odisea vivida esta semana”.

Cristina Gutiérrez se ha convertido en una súper heroína del motor. La española ha sido la única piloto capaz de finalizar el Dakar 2018 en coches. Y lo ha logrado después de superar una última semana infernal, en la que apenas ha tenido tiempo de descansar. Este sábado tenía motivos de sobras para mostrarse eufórica en la meta de Córdoba (Argentina). “Parece que estoy soñando”, repetía una y otra vez.

“Esta segunda semana ha sido durísima, una auténtica odisea en la que nos ha pasado de todo”, reconocía Cristina Gutiérrez nada más culminar la última etapa. Algunos días llegó a conducir durante casi 20 horas seguidas, otros tuvo que ser remolcada por el camión de asistencia e incluso llegó a enlazar el final de una jornada con el inicio de la siguiente, sin margen para recuperar fuerzas.

Pero nada ni nadie pudo doblegar a una Cristina Gutiérrez que ha demostrado, una vez más, tener una moral de hierro y una increíble capacidad de sufrimiento. “En cinco días calculo que habré dormido poco más de dos horas… estoy que no puedo con mi alma”, confesaba la burgalesa todavía al volante de su Mitsubishi Montero preparado por ARC-Miracar dentro de la estructura de DKR Raid Service. Un coche prácticamente de serie que ha resistido al exigente recorrido de esta edición, la más dura de cuantas se llevan disputadas en Sudamérica.

“El ‘bicho’ (como Cristina llama a su todoterreno) se ha portado fenomenal y todo el equipo ha realizado un trabajo increíble desde la primera hasta la última etapa. Sin su ayuda me hubiera resultado totalmente imposible acabar este Dakar tan difícil, en el que hemos tenido que superar situaciones realmente complicadas. También ha sido clave el apoyo de Palibex, porque en momentos críticos aparecían para ayudarme a llegar”, agradecía la burgalesa que cuenta con el apoyo del Grupo Antolín.

En los instantes más críticos, tuvo la ayuda de su compañero de aventura dakariana Gabi Moiset. “Gabi ha hecho de copi, de navegante, de mecánico y también de psicólogo, ayudándome a superar los peores momentos”. Por su parte, el experto copiloto reconocía que “me ha encantado compartir esta experiencia con Cristina; es una auténtica crack”.

A pesar de las enormes dificultades de esta edición, la española ha mejorado el 44º lugar del 2017, cuando se convirtió en la primera y única piloto española capaz de acabar un Dakar en coches. Este año, la joven odontóloga ha terminado 38ª absoluta y segunda de la categoría T1.S. Además, puede presumir de ser la única piloto de coches que ha llegado hasta la meta este año. Por el camino se quedaron la argentina Alicia Reina y la peruana Fernanda Kanno, que abandonaron en las etapas 3 y 11, respectivamente.

Antes de subir al podio del Dakar 2018, Cristina Gutiérrez tenía unas palabras de agradecimiento para la afición que ha seguido con auténtica pasión su aventura: “Estamos muy contentos de todo el apoyo recibido desde España, que nos ha dado fuerzas para continuar adelante día tras día. ¡Ojalá haya otro Dakar!“.

 

Laia Sanz termina su octavo Dakar en una extraordinaria 12ª posición fina

La piloto de Soficat Xerox ha cumplido su objetivo de acabar dentro del top 15 y ha estado muy cerca de repetir el histórico 9º lugar que logró en 2015.

La 18 veces campeona del mundo amplía su registro de fiabilidad tras cruzar la meta del rally más duro del mundo en ocho de ocho participaciones.

“Estoy muy contenta. Creo que he hecho muy buenas etapas, he sido muy regular y he tenido que luchar hasta el final. Le doy mucho valor al 12º puesto en este Dakar”.
Ocho de ocho. Antes de empezar el Dakar hay una estadística que sugiere -por el momento- una apuesta segura: Laia Sanz alcanzará la meta, sea donde sea, con la dificultad que haya que superar y con los kilómetros que toque recorrer. Así lo demostró nuevamente este pasado sábado la piloto de Soficat Xerox al terminar por octava vez consecutiva la prueba más exigente del motor, en una edición que ha destacado por su extrema dureza. Y lo ha hecho con una brillante actuación de principio a fin, cumpliendo su objetivo de acabar entre los 15 primeros y, además, a las puertas del top 10, en una definitiva 12ª posición que se convierte en su segundo mejor resultado en el rally.

“Estoy muy satisfecha porque he cumplido mi objetivo en una edición que además ha sido durísima y con un grandísimo nivel de pilotos y marcas. Me he quedado a las puertas del top 10, pero veo que puedo estar ahí. Siento que he dado un paso adelante en pilotaje y velocidad. La nueva KTM 450 Rally, con la que me siento muy cómoda, me ha ayudado. Que cada vez tenga más experiencia y que este año haya llegado al Dakar mejor preparada físicamente también han sido factores importantes”, confiesa.

Laia ha estado muy cerca de igualar el noveno puesto que logró en 2015 y que en la historia figurará como el mejor resultado de una mujer en motos en el Dakar. Sólo le han faltado 18’42” para repetir ese resultado y 14 minutos y 26 segundos para cazar el décimo puesto.

“Estoy muy contenta. Creo que he hecho muy buenas etapas, he sido muy regular y he tenido que luchar hasta el final. Le doy mucho valor al 12º puesto en este Dakar. Ha sido una edición muy dura, he sufrido, pero he disfrutado y me ha gustado. He felicitado a Marc Coma por el recorrido que ha diseñado”, señala incombustible.

Lo único que pudo frenar la progresión de la 18 veces campeona del mundo fueron dos caídas. La primera en la 10ª etapa le hizo perder tiempo al romper los instrumentos de navegación, pero la que verdaderamente puso en jaque su resistencia fue la que sufrió al día siguiente, a pocos kilómetros para finalizar la conocida como Súper Fiambalá, en la que los primeros coches y camiones salieron mezclados con las motos.

“Sólo hay una cosa que no me ha gustado de este Dakar y fue la 11ª etapa. Allí perdí las opciones de hacer un top 10. Salir después de los diez primeros coches y los cinco primeros camiones significa encontrarte las pistas en muy mal estado y te obliga a desgastarte mucho. Ese día acabé con una fuerte caída por el agotamiento. En cambio, al grupo de diez motos que salían primero, entre los que estaban los pilotos con los que peleaba por la clasificación general, le fue mejor. Ese día mis rivales me sacaron 20 minutos”, lamenta.

Desde entonces, Laia debió pilotar dolorida de la espalda y una mano, pero haciendo gala de su increíble fortaleza condujo la KTM hasta la meta de Córdoba. En la 14ª y última jornada de competición incluso tuvo que pelear duro para mantener el 12ª lugar frente al boliviano Daniel Nosiglia, que empezó a un minuto y 44 segundos de ella.

“Salíamos en orden inverso y cada 30 segundos, así que fui toda la especial dentro del polvo. No quería que me pasará como cuando Ivan Jakes me arrebató el octavo puesto en 2015 y sabía que la mejor manera de controlar a Nosiglia era adelantarle. Una vez lo hice me relajé un poco y al cabo de un rato me lo encontré detrás pegado a mí, así que volví a dar gas para que no me pasara”, narra la mejor piloto de todos los tiempos.

La satisfacción de Laia Sanz se ha completado con el triunfo del KTM Factory Racing Team, que ha situado al austríaco Matthias Walkner en lo más alto del podio. “Estoy muy feliz por él y por el equipo. Es el mejor sitio en el que podría estar, con grandes compañeros. Somos como una familia”, celebra.


Clasificación final:
1. Matthias Walkner (KTM) 41h 06’01”
2. Kevin Benevides (Honda) +16’53”
3. Toby Price (KTM) +23’01”
4. Antoine Meo (KTM) +47’28”
5. Gerard Farrés (KTM) +1h 01’04”
...
12. Laia Sanz (KTM) +2h 56’02"


Nota: Laia Sanz llegará a España este próximo lunes 22 de enero procedente de Córdoba (Argentina). La piloto de Soficat Xerox aterrizará en Barcelona a las 9:15 con el vuelo IB 800 tras hacer escala en Madrid. Laia atenderá a los medios de comunicación en la terminal T1 de llegadas del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Óscar Fuertes completa un primer Dakar brillante con SsangYong

-El madrileño, junto a su copiloto Diego Vallejo, ha finalizado segundo entre los rookies y como tercer mejor español en coches.

-El equipo SsangYong Motorsport ha logrado el cuarto puesto en la categoría T1.3 y ha rozado el top 30 de la general.

-“No podemos estar más felices de haber acabado este Dakar tan extremo, que era nuestro gran objetivo”, afirma satisfecho Fuertes.

Titánico. Así ha sido el Dakar que han completado Óscar Fuertes y Diego Vallejo a los mandos de su SsangYong TivoliDKR. La pareja española, pese a numerosas adversidades en este tramo final de carrera, ha conseguido llegar a la meta de Córdoba (Argentina) y lo ha hecho como una de las grandes sensaciones de esta edición.

“Estamos destruidos, sobre todo después de los esfuerzos de estas últimas etapas. De todas formas, tanto Diego como yo no podemos estar más felices de haber acabado este Dakar tan extremo, que era nuestro gran objetivo”, afirma satisfecho Fuertes.

El piloto madrileño ha finalizado el rally más duro del mundo en su primera participación, algo al alcance de muy pocos. No en vano Óscar ha sido uno de los dos únicos Rookies en lograrlo de la casi veintena que inició la prueba en Perú. Fuertes, segundo en esta clasificación, ha sido también el tercer mejor español en coches, tan sólo por detrás de dos leyendas del Dakar como Carlos Sainz, vencedor final, e Isidre Esteve.

“El hecho de que sólo dos rookies hayamos acabado la carrera demuestra la dureza de esta edición. Estoy muy orgulloso de haber liderado esta clasificación durante varias jornadas, aunque finalmente hayamos sido segundos”, relata Óscar.

Este rotundo éxito del equipo SsangYong Motorsport ha requerido un esfuerzo casi sobrehumano por parte de Óscar, Diego y el resto de componentes de la escuadra. Y es que los problemas técnicos sufridos en la penúltima y antepenúltima etapas les pusieron en jaque en diversos momentos. A pesar de ello, la dedicación y tesón de todos les permitió sobreponerse a las múltiples adversidades y acabar el rally.

“El trabajo de todos los integrantes del equipo ha resultado fundamental para llegar al final. La labor de Diego también ha sido sensacional y su experiencia, imprescindible para completar el Dakar”, agradece emocionado el madrileño.

Fuertes ha cruzado la línea de meta de Córdoba después de tres jornadas casi ininterrumpidas al volante. Si en la 12ª etapa el madrileño lograba finalizar a las 5 de la mañana para emprender la 13ª apenas tres horas y media después casi sin dormir, el 14º y último día no ha sido tampoco sencillo. No ya por la dureza de la última especial de 120 kilómetros con inicio y final en Córdoba, sino por el tremendo cansancio acumulado.

Y es que el viernes Óscar y Diego volvieron a sufrir problemas que les pusieron al borde del abismo, pero tras más de 15 horas pudieron acabar la etapa. Con dos jornadas maratonianas seguidas, sin descanso de nuevo y con toda la fatiga del Dakar más duro de Sudamérica a sus espaldas, los últimos kilómetros de esta edición no han sido ni mucho menos un paseo triunfal.

Pese a ello, la 32ª posición de este sábado, la misma que ha ocupado Fuertes en la clasificación general final, refrenda este excelente papel. A este destacado lugar en la tabla hay que añadir un cuarto puesto en la categoría T1.3 (vehículos de gasolina con dos ruedas motrices), lo que dice mucho del buen trabajo de todo el equipo SsangYong Motorsport.

Isidre Esteve culmina con éxito el Dakar más duro de Sudamérica

-El piloto del Repsol Rally Team concluye el rally en 21ª posición con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante.

-“Hemos cumplido nuestro objetivo y ahora ya podemos decir que formamos parte de ese grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”.

-El de Oliana finaliza como el segundo mejor español de la general en coches y el 4º clasificado de su categoría T1.2.

-“Me siento afortunado de haber disputado este Dakar con un coche competitivo y con este gran equipo”.

Misión cumplida. Isidre Esteve ha completado su segundo Dakar consecutivo en coches y, por primera vez, lo ha hecho entre los mejores. El piloto del Repsol Rally Team ha acariciado el top 20 de la general en una 40ª edición que pasará a la historia como la más dura celebrada jamás en Sudamérica. El ilerdense ha vuelto a dar una verdadera lección de superación con su prototipo BV6 con los mandos adaptados al volante.

Como se preveía, la última etapa se ha convertido, más que en un trámite, en un homenaje a los ‘supervivientes’ de la carrera. Los participantes han partido en orden inverso a la clasificación desde Córdoba para realizar un bucle de 286 kilómetros antes de cruzar la tan deseada meta final. Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos han tardado 1h 50:26 en completar la especial de 120 km, y han cerrado la jornada en una simbólica 29ª posición.

“Ha sido un día extraño porque, al salir en orden inverso, íbamos más rápidos que los de delante y resultaba complicado adelantar por el polvo, mientras que por detrás también nos apretaban. Pero, como había muchas diferencias en la clasificación y ningún puesto en juego, lo único importante hoy era no cometer ningún fallo y llegar a la meta sin problemas”, confesaba un emocionado Isidre Esteve instantes después de finalizar la prueba.

En la general y después de 14 durísimas etapas, Isidre Esteve termina en un magnífico 21º lugar, con la friolera de 71 horas, 28 minutos y 36 segundos acumulados. Además, figura 4º en su categoría T1.2 reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados. También se despide del Dakar 2018 con el gran honor de ser el segundo mejor español de la general en coches, tras el ganador Carlos Sainz.

“Estamos muy satisfechos con nuestro papel en este Dakar tan exigente. Le otorgamos un gran valor al hecho de haber llegado hasta aquí, después de superar numerosos obstáculos y jornadas realmente complicadas que nos han llevado al límite. Hemos cumplido nuestro objetivo y nos sentimos realmente felices de haber sido competitivos todos los días. Ahora ya formamos parte del grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”, reflexionaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

Isidre Esteve tenía motivos sobrados para emocionarse al subir sobre el podio de Córdoba como finisher del Dakar por segundo año consecutivo. Un éxito que representa otro paso importante en su proyecto de regresar a la élite del motorsport, un modelo de deporte inclusivo. “Nuestra sensación es que por fin hemos venido a correr de verdad con un coche con potencial, en el que los mandos adaptados al volante por Guidosimplex han funcionado muy bien, así como el Cojín Inteligente y con unos neumáticos BFGoodrich que tan buen resultado nos han dado en todos los terrenos”, reconocía.

“Quiero dar las gracias a los patrocinadores y a todas las personas que nos han ayudado a llegar hasta aquí para vivir este momento y han confiado en nosotros, porque disputar un Dakar cuesta muchísimo y más todavía con un coche competitivo y con este gran equipo. Me siento muy afortunado”, sentenciaba el de Oliana antes de celebrar su hazaña junto a su copiloto Txema Villalobos, su pareja y preparadora física Lidia Guerrero, su mecánico de confianza David Pigem y todos los miembros del preparador Sodicars Racing.


NOTA: Isidre Esteve regresará a Barcelona el lunes 22 de enero a las 09h15 en el vuelo IB 800 procedente de Madrid, donde previamente habrá hecho escala desde Sudamérica. Después de aterrizar en la Ciudad Condal, el piloto ilerdense atenderá a los medios de comunicación en la terminal T1 de llegadas del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Marc Coma: "Sainz se ha adaptado de manera fantástica al Dakar"

El director deportivo del Dakar, el español Marc Coma, dijo que su compatriota Carlos Sainz (Peugeot), que hoy ganó su segundo título en coches, se ha adaptado "de manera fantástica" al rally más duro del mundo.

Coma indicó que Sainz "tiene que ser un referente para muchos" otros pilotos de otras disciplinas del automovilismo que prueban suerte en el Dakar.

"Tiene todo mi respeto", apostilló Coma, cuatro veces ganador del Dakar en motos, quien además recordó que admira a Sainz desde que lo veía correr en rallys a inicios de los años 90.

Carlos Sainz ganó su segundo Dakar en la cuadragésima edición del rally, la décima en Sudamérica, en el año de la despedida de la marca francesa Peugeot de la carrera.
 

Carlos Sainz gana el Dakar más duro de Sudamérica

El español Carlos Sainz (Peugeot) ganó hoy el Dakar por segunda vez en su carrera, y lo hizo en la cuadragésima edición del rally, la décima que se celebra en Sudamérica, considerada la más dura de la última década, en la que menos de la mitad de los pilotos que tomaron la salida pudieron acabarlo.

A diferencia de su primer Dakar ganado en 2010, cuando la ventaja que obtuvo sobre el catarí Nasser Al-Attiyah fue muy ajustada, esta vez el español lo ganó con un amplio margen sobre sus rivales, con el piloto árabe nuevamente en segundo lugar, pero a una distancia de más de 44 minutos.

Con su triunfo, Sainz salvó el honor de Peugeot, que comenzó la carrera con cuatro coches muy superiores al resto y el objetivo de copar el podio como lo hizo el año pasado, pero la marca francesa se tuvo que conformar con la primera posición del español, seguido de los Toyota de Al-Attiyah y del sudafricano Giniel De Villiers.

El madrileño completó un Dakar casi redondo, en el que por primera vez en seis años no tuvo ningún accidente ni percance mecánico que le rompiera la ilusión, como los que le dejaron fuera de carrera en las cinco ediciones anteriores.

Esta vez Sainz tuvo la suerte de cara y recorrió los cerca de 9.000 kilómetros de este Dakar que pasó por Perú, Bolivia y Argentina sin casi incidentes de importancia, mientras que por el camino se fueron quedando sus compañeros de equipo, los franceses Stéphane Peterhansel, Sébastien Loeb y Cyril Despres, sus rivales más directos por el título.

El español supo mantener el tipo durante las cinco primeras etapas disputadas íntegramente en el desierto de Perú, donde la navegación era fundamental, y logró salir de la arena en segundo lugar de la general, a media hora de distancia de Peterhansel.

Ya en el altiplano de Bolivia, el francés cedió el liderato de la carrera a Sainz en un accidente en el que perdió cerca de dos horas para reparar su coche, por lo que el madrileño se dedicó a administrar su ventaja durante la segunda semana de la carrera.

Ni siquiera la momentánea penalización de diez minutos que recibió por no detenerse a comprobar el estado de un piloto holandés de quads que denunciaba haber sido golpeado por su coche durante un adelantamiento puso en peligro su primer lugar, menos aún cuando a los dos días se la quitaron al no haber pruebas de dicho impacto.

Tras celebrar encima de su coche el triunfo junto a su copiloto Lucas Cruz, Sainz declaró que está "muy feliz" y consideró que "es una merecida recompensa" al trabajo hecho con Peugeot durante los últimos cuatro años para crear y diseñar un coche ganador, un prototipo hecho especialmente para arrasar en el Dakar.

El español recordó que Peugeot ya había ganado en los dos años anteriores con Peterhansel y sugirió que ya le tocaba de una vez por todas a él, para demostrar que su victoria de 2010 al volante de un Volkswagen no fue simple casualidad.

Recordó que "sobre estos mismos caminos" de la sierra de Córdoba (Argentina), donde se disputó la decimocuarta y última etapa, ganó en 2004 su última carrera del campeonato mundial de rallys.

En motos, el Dakar se lo llevó Matthias Walkner (KTM), el primer austríaco en ganar este rally, y además lo hizo con una moto del equipo oficial de la marca austríaca que lleva dominando la carrera desde hace diecisiete años.

En segundo lugar del podio quedó el argentino Kevin Benavides (Honda), que se adjudicó la última etapa para evitar que el australiano Toby Price le arrebatara la plaza y KTM hiciera doblete en motos.

Walkner, apodado 'El Nuevo Coma', en referencia al español Marc Coma, cuatro veces campeón del Dakar, fue el triunfador de una de las ediciones más abiertas de los últimos años, con una decena de pilotos luchando por la victoria hasta pocas etapas antes del final.

El austríaco se vio beneficiado por los abandonos de grandes pilotos candidatos al título, como el británico Sam Sunderland (KTM), ganador del Dakar en 2017; el francés Adrien Van Beveren (Yamaha), y el español Joan Barreda (Honda), que abandonó a falta de dos etapas cuando iba segundo en la general, exhausto y con lesiones de muñeca y rodilla.

En quads, el chileno Ignacio Casale se adjudicó su segundo Dakar, el más duro de su vida, según afirmó al cruzar la línea de meta de la última etapa, de 120 kilómetros cronometrados, que él mismo ganó.

En los camiones volvió a triunfar el ruso Eduard Nikolaev (Kamaz), que revalidó el título, después de que el argentino Federico Villagra (Iveco) abandonara la carrera en la penúltima etapa por problemas mecánicos cuando estaba a solo un segundo del campeón.

Los vencedores, junto al resto de participantes, culminarán el Dakar 2018 en el podio de meta situado en el centro de la ciudad de Córdoba, considerada la capital argentina de los deportes de motor, un fin de fiesta a dos semanas de competición desde que el Dakar partió el 6 de enero desde Lima.
 

Sainz aumenta la ventaja sobre sus rivales en la penúltima etapa del Dakar

El piloto español Carlos Sainz (Peugeot) terminó este viernes la decimotercera y penúltima etapa del Dakar aún más líder del rally por el accidente sufrido por el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), que se queda momentáneamente fuera del podio.

La etapa, entre San Juan y Córdoba (Argentina), la segunda más larga de este Dakar, con 929 kilómetros, de los que 369 eran cronometrados, se la llevó el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), que se pone segundo de la general, a 46 minutos de Sainz.

Sainz terminó la etapa en la sexta posición, a más de 19 minutos de Al-Attiyah, sin tomar ningún tipo de riesgos para llegar con suficiente ventaja a la última etapa, a disputarse este sábado, en la que lo tiene todo a favor para ganar el segundo Dakar de su dilatada carrera.

Peterhansel, compañero de equipo de Sainz, se queda momentáneamente fuera del podio tras perder cerca de 45 minutos para reparar su automóvil después de chocar contra un árbol en la primera parte de la etapa y romper una rueda, la dirección asistida y la columna de dirección.

El francés también quedó herido tras el golpe, con un esguince del pulgar de su mano derecha, lo que le impidió completar el recorrido en plenas condiciones.

La última etapa del Dakar 2018 tendrá como punto de partida y llegada la ciudad de Córdoba, y será la segunda más corta del rally, con un tramo cronometrado de 120 kilómetros por la sierra cercana a esa ciudad, cuyos sectores son utilizados por la cita argentina del mundial de rallys, donde Sainz ya ha conducido y triunfado.

Una vez finalizada la etapa, los pilotos se dirigirán al centro de la ciudad para pasar por el podio de meta ante los aplausos de los aficionados y poner así el broche de oro a dos semanas de competición en las que han recorrido cerca de 9.000 kilómetros por Perú, Bolivia y Argentina.

Suscribirse a este canal RSS