Armas
Acceso

Isidre Esteve culmina con éxito el Dakar más duro de Sudamérica

-El piloto del Repsol Rally Team concluye el rally en 21ª posición con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante.

-“Hemos cumplido nuestro objetivo y ahora ya podemos decir que formamos parte de ese grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”.

-El de Oliana finaliza como el segundo mejor español de la general en coches y el 4º clasificado de su categoría T1.2.

-“Me siento afortunado de haber disputado este Dakar con un coche competitivo y con este gran equipo”.

Misión cumplida. Isidre Esteve ha completado su segundo Dakar consecutivo en coches y, por primera vez, lo ha hecho entre los mejores. El piloto del Repsol Rally Team ha acariciado el top 20 de la general en una 40ª edición que pasará a la historia como la más dura celebrada jamás en Sudamérica. El ilerdense ha vuelto a dar una verdadera lección de superación con su prototipo BV6 con los mandos adaptados al volante.

Como se preveía, la última etapa se ha convertido, más que en un trámite, en un homenaje a los ‘supervivientes’ de la carrera. Los participantes han partido en orden inverso a la clasificación desde Córdoba para realizar un bucle de 286 kilómetros antes de cruzar la tan deseada meta final. Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos han tardado 1h 50:26 en completar la especial de 120 km, y han cerrado la jornada en una simbólica 29ª posición.

“Ha sido un día extraño porque, al salir en orden inverso, íbamos más rápidos que los de delante y resultaba complicado adelantar por el polvo, mientras que por detrás también nos apretaban. Pero, como había muchas diferencias en la clasificación y ningún puesto en juego, lo único importante hoy era no cometer ningún fallo y llegar a la meta sin problemas”, confesaba un emocionado Isidre Esteve instantes después de finalizar la prueba.

En la general y después de 14 durísimas etapas, Isidre Esteve termina en un magnífico 21º lugar, con la friolera de 71 horas, 28 minutos y 36 segundos acumulados. Además, figura 4º en su categoría T1.2 reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados. También se despide del Dakar 2018 con el gran honor de ser el segundo mejor español de la general en coches, tras el ganador Carlos Sainz.

“Estamos muy satisfechos con nuestro papel en este Dakar tan exigente. Le otorgamos un gran valor al hecho de haber llegado hasta aquí, después de superar numerosos obstáculos y jornadas realmente complicadas que nos han llevado al límite. Hemos cumplido nuestro objetivo y nos sentimos realmente felices de haber sido competitivos todos los días. Ahora ya formamos parte del grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”, reflexionaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

Isidre Esteve tenía motivos sobrados para emocionarse al subir sobre el podio de Córdoba como finisher del Dakar por segundo año consecutivo. Un éxito que representa otro paso importante en su proyecto de regresar a la élite del motorsport, un modelo de deporte inclusivo. “Nuestra sensación es que por fin hemos venido a correr de verdad con un coche con potencial, en el que los mandos adaptados al volante por Guidosimplex han funcionado muy bien, así como el Cojín Inteligente y con unos neumáticos BFGoodrich que tan buen resultado nos han dado en todos los terrenos”, reconocía.

“Quiero dar las gracias a los patrocinadores y a todas las personas que nos han ayudado a llegar hasta aquí para vivir este momento y han confiado en nosotros, porque disputar un Dakar cuesta muchísimo y más todavía con un coche competitivo y con este gran equipo. Me siento muy afortunado”, sentenciaba el de Oliana antes de celebrar su hazaña junto a su copiloto Txema Villalobos, su pareja y preparadora física Lidia Guerrero, su mecánico de confianza David Pigem y todos los miembros del preparador Sodicars Racing.


NOTA: Isidre Esteve regresará a Barcelona el lunes 22 de enero a las 09h15 en el vuelo IB 800 procedente de Madrid, donde previamente habrá hecho escala desde Sudamérica. Después de aterrizar en la Ciudad Condal, el piloto ilerdense atenderá a los medios de comunicación en la terminal T1 de llegadas del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Isidre Esteve supera la especial más larga del Dakar 2018

-El piloto del Repsol Rally Team ha marcado la 26ª plaza del día y afrontará la penúltima etapa de mañana como 23º clasificado de la general.

-“Nuestro objetivo en estos dos últimos días es el mismo del principio: competir y disfrutar hasta el último kilómetro”.

Isidre Esteve está muy cerca de completar su segundo Dakar consecutivo en coches. El piloto del Repsol Rally Team ha superado este jueves con muy buena nota la especial más larga de la presente edición. Al final de la antepenúltima etapa, el ilerdense se ha clasificado 26º provisional y se mantiene muy cerca del top 20 en la general, concretamente, en el puesto 23.

La jornada partía por la mañana desde Chilecito y acababa ya de noche en San Juan. Por el camino, los participantes en coches han tenido que superar casi 800 kilómetros, entre los 270 de enlace y los 523 de especial. Isidre Esteve y su copiloto Tema Villalobos han salvado otro día muy complicado por arena, pistas rápidas y tramos pedregosos.

“Tras el primer enlace y justo antes de empezar la especial, hemos visto que habíamos roto la bomba de agua del motor. Hemos decidido volver hacia atrás unos 60 kilómetros en busca de la asistencia para cambiar la pieza, lo que nos ha hecho salir dos horas más tarde de nuestro horario marcado”, desvelaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros tras cruzar la línea de meta.

Ese retraso inicial ha tenido consecuencias importantes a la hora de superar la etapa con su prototipo BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados al volante por Guidosimplex. “A causa del retraso, hemos salido detrás de muchos camiones, por lo que nos hemos encontrado con roderas muy profundas y peligrosas. En el segundo sector, encontramos un ritmo mejor que nos permitió recuperar algunas plazas. En general, nos sentimos muy contentos de superar otro día y estar ya cerca del final del Dakar”, comentaba Isidre Esteve.

Este jueves, el piloto de Oliana ha invertido un total de 8 horas y 35 minutos que le ha valido la 4ª plaza de T1.2, categoría reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados en la que ostenta ese mismo puesto provisional. En la general de coches, el ilerdense pasa a ocupar el 23º lugar, con un registro acumulado de 63h 20:23.

Mañana viernes, el Dakar 2018 disputará su penúltima etapa, entre San Juan y Córdoba, sobre un recorrido repartido entre 560 kilómetros de enlace y otros 369 cronometrados, con el fesh-fesh y las dunas de San Juan como principales obstáculos. “Ya sólo faltan dos jornadas y estamos cumpliendo con nuestros objetivos, pero en esta carrera no te puedes relajar en ningún momento, ni dar nada por hecho. Nosotros trataremos de competir y disfrutar hasta el último kilómetro”, afirmaba Isidre Esteve.

Isidre Esteve vive su etapa “más estresante” del Dakar 2018

-El piloto del Repsol Rally Team completa a base de épica la décima especial en 29º lugar y asciende hasta el 21º en la general provisional..

-“Hemos roto dos veces la correa del alternador y en los últimos 50 kilómetros pensé que el Dakar se nos acababa, porque la batería ya no cargaba e íbamos a ciegas y sin limpias”.

Isidre Esteve ha salido airoso de la primera etapa del Dakar 2018 celebrada en Argentina. Este martes, el piloto del Repsol Rally Team ha saldado otra jornada épica con un 29º lugar que mantiene intactas sus aspiraciones de acabar la prueba dentro del top 20. El de Oliana ha realizado un esfuerzo descomunal para llevar hasta la meta a su prototipo BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados al volante.

La décima etapa ha transcurrido entre Salta y Belén, sobre un trazado de 424 kilómetros de enlace y 373 de especial, divididos en dos sectores, muy distintos y variados. El primero se caracterizaba por las pistas rápidas y zonas de dunas, mientras que en el segundo la navegación ha sido la principal protagonista, con diversos waypoints muy complicados de encontrar.

Isidre Esteve ha cubierto el primer sector en 29ª posición, a 1h 47:14 del líder provisional, a pesar de sufrir dos importantes contratiempos, según explicaba el propio piloto: “Después de los primeros kilómetros, empezamos a encontrarnos coches de cara… no entendíamos nada y nos costó recuperar el camino correcto. No sabemos si por un despiste nuestro o por un error en el roadbook. Más adelante, se nos rompió la correa del alternador y mi copiloto Txema Villalobos hizo un gran trabajo para arreglarlo, aunque perdimos bastante tiempo”.

En el segundo sector, el piloto de Repsol y Onyx Seguros ha vivido otro momento de mucho agobio. “Se nos volvió a romper la correa del alternador y, sinceramente, pensábamos que no llegábamos a la meta. Se nos hizo de noche cuando faltaban 50 kilómetros y la batería ya no tenía fuerza ni para activar los limpias… Íbamos prácticamente a ciegas y por una zona embarrada. Fue muy estresante porque si el coche se llega a parar, dudo que hubiéramos podido salir de allí”, narraba el de Oliana.

Pero a base de un fino pilotaje y una magnífica navegación, el Repsol Rally Team ha logrado cruzar la línea de meta como 29º clasificado, con un tiempo de 7h 14:53'. Como merecida recompensa, el ilerdense escala posiciones en la general y pasa a ocupar la 21ª plaza provisional, además de mantener la 3ª de su categoría T1.S (todoterreno 4x4 diesel modificados).

Este miércoles, Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos afrontarán con moral la etapa 11 entre Belén y Chilecito, pasando por Fiambalá. El Repsol Rally Team deberá completar 467 kilómetros de enlace y otros 280 de especial, bajo un sofocante calor y sobre zonas con arena blanda. “Nos esperan tres días muy, pero que muy difíciles”, presagia el ilerdense.

Isidre Esteve afronta la recta final del Dakar con mucha confianza

-El piloto del Repsol Rally Team llega a la parte decisiva del rally más duro del mundo clasificado el 23º de la general y segundo mejor español en coches.

-“Todavía podemos mejorar mucho y marcar un top 20 en alguna etapa”, asegura.

El ilerdense lamenta la suspensión de la etapa de hoy: “Hubiera preferido hacer la jornada en condiciones”.
Isidre Esteve se ve con fuerzas de protagonizar una gran segunda semana en el Rally Dakar. Superado el ecuador de la prueba sudamericana, el piloto del Repsol Rally Team está cumpliendo con sus planes iniciales. Tras consolidarse entre los 30 primeros de la general, el ilerdense afronta la parte decisiva de la carrera con la moral intacta y un objetivo claro: colarse en el top 20. De lograrlo, marcaría un hito para el deporte inclusivo con su prototipo BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados al volante.

“Nuestro objetivo era completar la primera semana alrededor del puesto 30 y lo hemos conseguido, a pesar de las enormes dificultades que hemos debido afrontar. Pero nos hemos sabido adaptar bien a los problemas y, sinceramente, estamos muy contentos de haber pasado la etapa maratón sin perder tiempo e incluso ganando varios puestos en la general”, confiesa Isidre Esteve.

Después de pasar con muy buena nota el examen de las gigantescas dunas peruanas, el Repsol Rally Team vivió su momento más delicado en Bolivia, donde el agua y el barro dañaron la centralita y los frenos de su vehículo. “No podíamos pasar de 100 km/h y eso nos produjo momentos de agobio, pero supimos mantener la calma y decidimos cambiar el chip para adecuar nuestra conducción a cada situación y, sobre todo, no romper el coche. Al final, todo salió mejor de lo previsto, ya que no sólo no perdimos tiempo, sino que escalamos posiciones”, analizaba el piloto con gran satisfacción.

Tras reconocer que “podemos ir mucho más rápido de lo que hemos ido hasta ahora”, afirma estar “muy satisfecho con los resultados actuales” y lanza un mensaje esperanzador: “Debemos ser optimistas para las próximas etapas. Sinceramente, podemos hacerlo muy bien y estamos convencidos de que lo conseguiremos. Si logramos pasar un día sin problemas, seguro que marcaremos algún top 20, porque el coche tiene potencial y mi copiloto Txema Villalobos está haciendo un Dakar impecable”.

No es casual, pues, que Isidre Esteve ocupe la 23ª posición en la general y sea el segundo mejor español clasificado, tras el líder Carlos Sainz. Además, el de Oliana figura en un excepcional tercer lugar de la categoría T1.2, reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados como su BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados en el volante por Guidosimplex y calzado con neumáticos BFGoodrich.

Unos excelentes resultados provisionales que el ilerdense confía en mejorar durante las cinco etapas que restan todavía por celebrar del Dakar 2018, todas ellas ya en Argentina. “Me siento muy bien de moral y, aunque lógicamente estoy cansado porque llevamos muchos kilómetros en el cuerpo, físicamente me encuentro perfecto. No tengo ningún problema en la piel, gracias al buen funcionamiento del Cojín Inteligente, que me permite pilotar muchas horas sin sufrir las úlceras del pasado y centrarme sólo en competir”, afirma el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

Su actitud es tan positiva que incluso lamenta la suspensión de la etapa prevista para este lunes, una decisión de la organización por motivos climatológicos que han alterado la logística de la carrera: “Es una lástima porque personalmente hubiera preferido disputar la jornada en condiciones, aunque reconozco que la suspensión nos dará más margen de tiempo para recuperar el coche tras la dura maratón”.

Isidre Esteve y todo el Repsol Rally Team deberán aguardar un día más para volver a la acción. Será mañana martes cuando arranque la etapa 10, entre Salta y Belén, con 795 kilómetros en total, de los que 372 serán cronometrados.

Isidre Esteve se acerca al top 20 pese a los problemas por el agua

-El piloto del Repsol Rally Team completa la octava etapa en 28ª posición y ya es 23º en la general.

-“Estoy muy satisfecho de haber superado la maratón sin frenos y con la electrónica dañada por el agua y el barro”.

Isidre Esteve va a más conforme avanza el Dakar 2018. El ilerdense ha vuelto a ofrecer este domingo otra lección de superación para completar la segunda parte de la etapa maratón en 28º lugar, con problemas de frenos y sin poder pasar de 100 km/h. Pese a ello, el piloto del Repsol Rally Team sigue avanzando con el BV6 de Sodicars Racing y se acerca un poco más a su gran objetivo: el top 20.

La primera parte de la etapa maratón, disputada ayer, pasó factura a la mecánica del prototipo de Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos. El agua y el barro dañaron la centralita y los frenos del 4x4. No obstante, el de Oliana supo adaptarse a las circunstancias para marcar su mejor resultado parcial de este Dakar (24º).

Al no disponer de asistencia en el campamento, Isidre Esteve no pudo solucionar los problemas y este domingo no ha tenido más remedio que recorrer los 498 kilómetros cronometrados entre Uyuni y Tupiza como buenamente ha podido. De ahí que su 28º puesto final, con un registro de 7h 05:44”, pueda considerarse como una verdadera gesta y demuestre su pericia al volante.

“A los problemas de electrónica, que ayer nos impedían pasar de 100 km/h, se han sumado hoy los que hemos tenido con los frenos, castigados por el barrizal. Hemos tenido que cambiar el chip y centrarnos en llegar como fuera al campamento. Lo hemos conseguido sin ningún accidente y, además, escalando puestos en la general… ¿Qué más se puede pedir?”, comentaba con satisfacción el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

Respecto a la etapa dominical, Isidre Esteve explicaba que “ha sido muy rápida y complicada, aunque también con alguna zona lenta. Lo más importante es que continuamos avanzando, hemos superado ya la maratón y ahora los mecánicos tendrán tiempo suficiente para dejar el coche en perfectas condiciones”.

Rebasado el ecuador de la carrera, el Repsol Rally Team se sitúa 23º provisional de la general y 3º de su categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diesel modificado), con un tiempo acumulado de 41h 06:02. De momento, está cumpliendo con el guión previsto de acabar la primera mitad entre los 30 primeros para tratar de escalar puestos en la segunda semana.

Mañana lunes debía celebrarse la novena etapa entre Tupiza y Salta, pero la organización ha decidido suspenderla a causa del mal tiempo, por lo que los participantes deberán realizar tan sólo el enlace por carretera hacia Argentina. La competición se reanudará el martes con la etapa 10 entre Salta y Belén.

Isidre Esteve firma su mejor resultado sin poder pasar de 100 km/h

-El piloto del Repsol Rally Team marca el 24º puesto, a pesar de completar más de 400 kilómetros con un fallo electrónico en su prototipo.

-“Al cruzar un río muy crecido, el agua ha cubierto todo el capó y ha afectado a la electrónica”.

-Aunque campamento no disponen de asistencia, el ilerdense mantiene la calma: “Nos adaptaremos igual que lo hemos hecho hoy”.

Isidre Esteve se ha llevado un buen susto en los primeros kilómetros de la etapa maratón, disputada este sábado en Bolivia entre La Paz y Uyuni. A escasos 20 kilómetros de la salida, su prototipo BV6 de Sodicars con los mandos adaptados al volante ha sufrido un fallo electrónico que le impedía pasar de 100 km/h. Quedaban más de 400 km por delante y, aun así, el Repsol Rally Team ha marcado su mejor resultado parcial del Dakar 2018: 24º absoluto y 3º de su categoría. ¡Chapeau!

La jornada tenía una doble trampa. Por un lado, ver cómo recuperaban el ritmo los pilotos después del día de descanso. Por el otro, el peligro que conlleva siempre afrontar una etapa maratón, ya que a la llegada al campamento no hay posibilidad de recibir asistencia y, por tanto, el más mínimo error puede pagarse muy caro. Conscientes de ello, Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos habían planificado una estrategia claramente conservadora que se ha visto alterada a las primeras de cambio.

“La etapa se nos ha complicado nada más empezar. Hemos llegado a un río muy profundo en el que había muchos vehículos encallados. Nosotros hemos pasado bien, pero el agua nos ha llegado hasta el capó y, de pronto, el coche ha dejado de correr. ¡No podíamos pasar de 100 km/h!”, explicaba el de Oliana.

Ese contratiempo, ha generado momentos de desconcierto en el Repsol Rally Team, tal y como reconoce su piloto: “Al principio nos hemos agobiado bastante. Nos hemos parado hasta tres veces para comprobar si se había dañado alguna pieza, pero Txema ha visto que no era un problema mecánico, sino electrónico. Entonces, hemos decidido adaptarnos a las circunstancias y tirar para adelante con mentalidad positiva, como siempre”.

La hazaña ha sido tal que, en esta primera parte de la siempre temida maratón, y con un crono de 7h 02:30, Isidre Esteve ha logrado superar el 30º lugar de la etapa 5, que representaba su mejor resultado parcial hasta la fecha. En la general, ya acumula un tiempo de 34h 00’18”, que le sitúa 22º en la clasificación provisional y 3º de su categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diesel modificado).

El hito marcado le deja un sabor agridulce, a causa de la preocupación generada por el problema. “Estamos muy contentos de haber llegado hasta el campamento de Uyuni, donde intentaremos solucionar la avería, aunque lo veo difícil si realmente se trata de la centralita. Pero si no lo logramos, no pasa nada… mañana nos adaptaremos y no pasaremos de 100 km/h como ya hemos hecho hoy. Lo que está claro es que no forzaremos el coche”, sentenciaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

Este domingo, octava etapa y parte final de la maratón, entre el campamento militar de Uyuni y Tupiza, donde la caravana dakariana llegará después de completar una larguísima especial de 498 kilómetros, además de otros 87 de enlace. Una auténtica prueba de fuego para el Repsol Rally Team.

Isidre Esteve continúa con su espectacular remontada

-El piloto del Repsol Rally Team finaliza 32º hoy y ya es 26º de la general y 3º de su categoría T1.2.

-“En el primer sector perdimos tiempo por seguir las indicaciones de un helicóptero y en el segundo por un atasco en un cañón”.

-“La clave de estas buenas etapas es que hemos encontrado la presión ideal de los neumáticos BFGoodrich para rodar tanto en dunas como en pistas duras sin tener que pararnos a inflar o desinflar”.

Cada día que pasa representa una clara mejora para Isidre Esteve en el Dakar 2018. El piloto del Repsol Rally Team se está adaptando muy bien a las exigencias del recorrido y hoy ha vuelto a recuperar posiciones en la clasificación provisional. A falta de un día para llegar a la etapa de descanso, el ilerdense ya es 26º en la general y 3º de la categoría T1.2 con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante.

La quinta etapa ha transcurrido entre San Juan de Marcona y Arequipa, con cerca de un millar de kilómetros, entre los 660 de enlace y los 268 cronometrados, repartidos en dos sectores. En el primero, Isidre y su copiloto Txema Villalobos han finalizado 38º, retrasados por una confusión causada por las indicaciones de un helicóptero.

“Nos ha hecho señales desde el aire para que abandonásemos las dunas. Pensábamos que había algún peligro y le hemos hecho caso, junto a otro piloto ruso. Cuando nos hemos dado cuenta de que nos habíamos desviado sin motivo, hemos decidido volver atrás para pasar por la ruta correcta y no saltarnos ningún waypoint”, narraba Isidre Esteve desconcertado. El Repsol Rally Team ha comunicado esta extraña circunstancia a la organización y espera poder recuperar parte de la media hora que calcula haber perdido.

Esa atípica circunstancia les ha obligado a salir retrasados en la segunda parte de la especial y han tenido que adelantar a varios camiones por el camino, con la dificultad y el peligro que ello conlleva. Además, cuando llevaban completados un centenar de kilómetros, se han visto atrapados en un paso muy estrecho: “Nos hemos encontrado volcado el buggy de los hermanos Coronel en un cañón, lo que ha provocado una caravana de una veintena de vehículos entre coches y camiones. Habremos estado parados cerca de 20 minutos… hasta que han logrado retirarlo de allí”.

Al margen de estas dos circunstancias ajenas a su pilotaje, Isidre Esteve no ha tenido hoy ningún problema para completar la especial, en buena parte, gracias un día más a la excelente labor de navegación de su copiloto Txema Villalobos. Entre los dos, han llevado al BV6 preparado por Sodicars Racing hasta la meta, en una destacada 32ª plaza, tras 5 horas de carrera. En la general, escalan hasta el 26º lugar provisional y el 3º de su categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diesel modificado), con un tiempo acumulado de 23 horas, 23 minutos y 7 segundos.

Al final de la jornada, Isidre Esteve desvelaba uno de los principales secretos de su buen papel en estas etapas tan complicadas en Perú: “La clave de estos buenos resultados es que hemos encontrado la presión ideal de los neumáticos para rodar tanto en las dunas blandas como en las pistas de piedra: por debajo de un bar. Esto nos ahorra tener que detenernos a inflar o desinflar las ruedas y, de esta forma, ganamos mucho tiempo. Doy las gracias a BFGoodrich por ofrecernos el mejor material”.

Este jueves, el Dakar 2018 celebrará la sexta etapa, antesala de la tan esperada jornada de descanso. Los participantes abandonarán Perú para entrar en Bolivia, con otro maratoniano recorrido de más de 700 kilómetros (313 de especial) que acabará en La Paz. “El objetivo es mantener las buenas sensaciones de estos últimos dos días y llegar a la etapa de descanso con el coche lo más entero posible”, reconoce Isidre Esteve.

 

Laia Sanz vuela hacia el top 15

La quinta etapa ha servido para que la piloto de Soficat Xerox recupere su ritmo y las buenas sensaciones.

Ha terminado 14ª y sube al 18º puesto de la general, a 7 minutos y 45 segundos del 15º clasificado.

“Estoy contenta por cómo he pilotado y porque he llevado un ritmo seguro y bueno, sin fallar. Es lo que tengo que hacer cada día”.

Tras una pasada jornada poco fructífera, muy condicionada por el polvo en suspensión, Laia Sanz ha recuperado el pulso y en la quinta etapa, disputada este miércoles entre San Juan de Marcona y Arequipa (Perú), ha protagonizado una buena carrera, dentro del top 15. La piloto de Soficat Xerox ha sido 14ª, a 27 minutos y 29 segundos del primero y en la general gana un puesto para situarse 18ª, a 57’50” del líder.

La especial ha constado de un recorrido diferenciado para coches y motos con zonas que han hecho en común. Los participantes de dos ruedas han tenido un total de 266 kilómetros cronometrados con una sección final muy complicada, nuevamente con una arena extremadamente blanda, como explica Laia Sanz: “Los últimos 50 kilómetros eran los mismos que han hecho primero los coches. Había que ir con cuidado porque era muy complicado, sobre todo porque ya estaba todo removido por el paso de los coches y la arena estaba muy blanda”.

En cualquier caso, la de Soficat Xerox, encuadrada dentro del equipo KTM Factory Racing Team, ha podido pilotar a su ritmo y ha registrado parciales brillantes, como un 8º y un 9º puesto en los dos primeros waypoints (puntos de paso), respectivamente.

“Ha ido muy bien. Era una etapa dura, con alguna parte de navegación complicada. Estoy contenta por cómo he pilotado y porque he llevado un ritmo seguro y bueno, sin fallar. Es lo que tengo que hacer cada día”, comenta satisfecha.

Lo mejor para los seguidores de la piloto de Corbera de Llobregat es que se está mostrando muy sólida, regular y segura de sí misma, muy centrada en su carrera. Para los amantes de las estadísticas, lo más destacable es que tiene el top 15 a 7 minutos y 45 segundos, y el top 10, a escasa media hora. El año pasado las distancias a estas alturas de carrera eran muy superiores: se encontraba a media hora del decimoquinto lugar y a una hora del décimo clasificado. Echando la mirada atrás, en 2015, la edición que terminó en noveno lugar -el mejor resultado de una mujer en motos de la historia del Dakar-, Laia Sanz estaba a un solo minuto y medio de entrar en esa preciada barrera de los 15 mejores. Por el momento, son sólo cifras, queda mucha carrera y cada Dakar es distinto, pero ¿alguien se atreve a apostar?

Mañana, el Dakar deja Perú y se adentra a Bolivia en una sexta etapa que constará de 447 kilómetros de enlace y 313 de especial cronometrada que se prevé rápida, pero con la dificultad de tener que pilotar a mucha altitud (entre 3.800 y 4.700 metros).


Clasificación etapa 5:
1. Joan Barreda (Honda) 3h 19’42”
2. Matthias Walkner (KTM) +10’26”
3. Kevin Benavides (Honda) +12’20”
4. Antoine Meo (KTM) +13’00”
5. Adrien Van Beveren (Yamaha) 14’35”
...
14. Laia Sanz (KTM) +27’29"

Clasificación general:
1. Adrien Van Beveren (Yamaha) 14h 37’40”
2. Kevin Benevides (Honda) +01’00”
3. Matthias Walkner (KTM) +01’14”
4. Joan Barreda (Honda) +07’33”
5. Xavier de Soultrait (Yamaha) +07’42”
...
18. Laia Sanz (KTM) +57’50"

Isidre Esteve supera una etapa “brutal” y escala hasta el top 30

-El piloto del Repsol Rally Team salda otra difícil jornada en 34º lugar absoluto y 4º de su categoría T1.S.

-“Íbamos muy bien hasta que pinchamos una rueda y desllantamos otras tres. Nos quedamos sin recambios y suerte de Balocci, que nos prestó una para llegar hasta meta”.

Isidre Esteve continúa progresando en el Dakar 2018. El piloto del Repsol Rally Team ha sorteado todo tipo de contratiempos a lo largo de una durísima etapa que ha finalizado en 34º puesto absoluto y 4º de T1.S con su BV6 con los mandos adaptados al volante. “Ha sido una jornada brutal pero fantástica”, resumía el ilerdense.

Isidre Esteve ha rodado a muy buen ritmo durante toda la especial. Al paso por el CP2, el de Oliana figuraba en 27º lugar. Sin embargo, ha encadenado un pinchazo y tres ruedas desllantadas en los últimos kilómetros que le han hecho perder varias posiciones.

“Íbamos a muy buen ritmo, hasta que hemos pinchado una rueda. Poco después hemos desllantado otras tres, a tener que bajar mucho la presión para no quedar encallados en las dunas blandas de esta zona. Nos hemos quedado sin recambio y suerte que el compañero de Sodicars Racing, Francis Balocci, se ha parado y nos ha dejado un neumático. Lástima que luego él se haya quedado atascado y no hayamos podido devolverle el favor”, lamentaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

A pesar de los inesperados contratiempos, Isidre Esteve destacaba un día más el buen comportamiento de su Mitsubishi Montero: “El coche ha funcionado perfecto en una etapa brutal, con salida en la playa en grupo, pista dura, dunas increíbles… fantástica. La navegación era muy complicada pero mi copiloto Txema Villalobos ha vuelto a estar impecable un día más”.

Tras darse este martes una auténtica paliza de 7 horas y 15 minutos, el Repsol Rally Team ha logrado escalar hasta la 30ª plaza provisional de la general de coches y la 4ª de su categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diesel modificado), con un tiempo total acumulado de 18h 22:08.

Este miércoles le aguarda una maratoniana etapa entre San Juan de Marcona y Arequipa. Los coches deberán completar casi un millar de kilómetros, entre los 660 de enlace y los 268 cronometrados. “Será otra jornada exigente, con las últimas dunas de Perú que seguro volverán a dar muchos problemas”, pronostica Isidre Esteve.

Suscribirse a este canal RSS