Armas
Acceso

Comunicado colectivo de pilotos del CERA y CERT

Mediante el presente comunicado, el colectivo de pilotos del CERA y CERT quiere exponer su postura acerca de la reglamentación técnica actual en ambos campeonatos y aclarar la polémica surgida en torno a la competencia N5/R5.

El pasado 8 de enero de 2018, un grupo de diez pilotos y directores de equipo, en representación del colectivo de los deportistas con mayor palmarés y nivel competitivo actual (con vehículos R5, GT, GT-R, N5...), implicados en los campeonatos CERA y CERT, acompañados por D. Jesús Díez-Villarroel como Presidente de la recién recuperada Asociación Española de Pilotos de Automóviles (AEPA), se reunió y fue gentilmente recibido por el Presidente de la RFEDA, D. Manuel Aviñó y los miembros del Departamento Técnico (D. Fernando Álvarez y D. Héctor Atienza) para plantear y debatir una serie de proposiciones encaminadas a generar una mejor distribución de los niveles competitivos de los vehículos admitidos en dichos campeonatos.

Si bien esta reunión fue solicitada a mediados del mes de octubre de 2017, los problemas de agenda de nuestro Presidente, en un año tan intenso de trabajo para él, y la celebración del Rallye CAM-RACE, obligó a posponer en diversas ocasiones la cita hasta el mes de enero. En ella, se procedió a la explicación de las diferentes variaciones en el reglamento técnico de la categoría N5 y el impacto de su rendimiento en los resultados deportivos.

Por primera vez en mucho tiempo, la presentación de las alegaciones por parte de los deportistas se pudo hacer de manera consensuada, fundada y con ánimo constructivo para conseguir unos campeonatos más justos y mejor estructurados para aumentar su valor y generar unos reglamentos duraderos que permitan, durante el mayor tiempo posible, hacer planes viables a equipos y marcas. Así, de manera unánime, se mostró el apoyo al afianzamiento de la categoría N5 como escalón intermedio entre los vehículos 2RM (R2 y R3) y los coches 4RM más punteros y caros, como son los R5, ocupando el hueco natural de los antiguos Gr.N, con un nivel de inversión bastante ajustado y permitiendo a marcas con coches “No FIA” o sin R5, competir con sus carrocerías y encontrar en el CERA y CERT un buen escaparate publicitario. De hecho, el reciente creado grupo R4 puede considerarse un proyecto inocuo en España debido a que el N5 es un producto más competitivo, fiable y económico que el producto FIA, de lo cual, todos debemos sentirnos orgullosos porque refuerza un planteamiento lógico y viable que se ha originado dentro de nuestras fronteras y que Europa mira con asombro.

De todos es conocido el interés, por parte de todos los estamentos, de tener reglamentos estables que faciliten la amortización de las inversiones de los equipos y caminar hacia una norma lo más parecida a la “norma FIA” y consiga asemejar nuestros campeonatos a los europeos más punteros, por lo que las situaciones ilógicas vividas en el pasado CERT2017, por ejemplo, con vehículos “proto” de origen N5 que estaban muy por encima de los vehículos que deberían ser la punta de lanza en competitividad, los R5, debían ser solucionadas antes del inicio de la competición en 2018, o el riesgo de generar una huída de participantes que ya habían realizado inversiones en vehículos FIA, era evidente.

Así pues, las solicitudes de los deportistas se basaron en dos aspectos. Uno, en hacer efectiva desde el principio de la competición una opción de recorte de prestaciones pre-acordada en la reunión de Octubre2017 de la Comisión Delegada de la RFEDA (brida 32mm con gasolina de competición ó 33mm con gasolina 98oct. Como los R4-FIA para N5), en la que no se pudieron exponer las ideas del día 8 de enero, con el fin de evitar una descompensación en las prestaciones entre las categorías N5 y R5 y así evitar una polémica segura realizando este ajuste a mitad de temporada. Y dos, la limitación en el CERT de la categoría “proto” a vehículos derivados de Gr.N (tipo Subaru, Mitsubishi...) o 2RM, tal y como fue el espíritu con el que se creó esta categoría inicialmente, y aplicar la normativa de N5 y R5 del CERA con la intención de una progresiva equiparación de ambos campeonatos, incluso con vistas a una futura posibilidad de creación de un Campeonato de España mixto, con pruebas de asfalto y tierra.

Con la resolución de la Comisión Delegada el pasado día 11, en el que los representantes de los deportistas Miguel Fuster y Javier Villa se mostraron comprometidos con la defensa de los intereses de la mayoría de los pilotos del CERA y CERT; de manera resumida, se votó finalmente el no realizar cambios técnicos sobre lo acordado en la anterior reunión del 24 de octubre, pero sí corregir el problema surgido en el CERT respecto a la categoría “proto”.

Si bien la decisión no cubre totalmente las proposiciones de los deportistas, es un primer gran paso en el que la voz unida de los pilotos y equipos se tiene en cuenta por una RFEDA en proceso de cambio y mejora, y con ello se demuestra que las instituciones pueden funcionar al servicio del bien común, de los intereses de los “clientes finales” del automovilismo, contando con la aportación inestimable de organizadores y oficiales.

Éste colectivo, al que puede unirse todo aquel que desee y tenga la sana intención de seguir trabajando, aportando ideas y mejorando nuestro automovilismo, tiene el convencimiento de que, con un poco más de tiempo y esfuerzo, se llegará a un gran consenso del que todos nos sintamos partícipes y beneficiarios.

Un saludo cordial.

FDO: Iván Arés, Pedro Burgo, Gorka Eizmendi, Surhayen Pernía, Nil Solans, Sergio Vallejo, Daniel Solá, Daniel Marbán, Álvaro Muniz, Juan Carlos Aguado, Albert Orriols, Eduard Forés, Santiago Carnicer, Pep Basols, Víctor Pérez, Joaquim Manresa, Oscar Sánchez, Jesús Díez-Villarroel, Alberto Seguí, Xavier Domenech, Fernando Garrido.