Armas
Acceso

Cristina Gutiérrez ‘sobrevive’ a otra etapa infernal

-“Pasamos bastante agobio al quedar un par de horas encallados en una olla, aunque nunca perdimos la calma y logramos salir con la ayuda de Pep Sabaté y su camión”.

-La burgalesa termina 3ª de su categoría T1.S con el Mitsubishi Montero de DKR Raid Service copilotado por Gabi Moiset.

Cristina Gutiérrez nunca se rinde. La única piloto española en coches del Dakar 2018 ha logrado superar una tercera etapa terrible que se ha cobrado muchas bajas. La burgalesa ha llevado hasta la meta su Mitsubishi Montero preparado por ARC-Miracar dentro de la estructura de DKR Raid Service, tras esquivar multitud de contratiempos. Su tesón le ha permitido terminar 3ª de la categoría T1-S, reservada a los vehículos derivados de serie, y 55ª absoluta.

La jornada, con salida en Pisco y llegada en San Juan de Marcona, constaba de 296 kilómetros de especial, por zonas muy complicadas y numerosas trampas entre las blandas dunas peruanas. Al principio, Cristina Gutiérrez y su copiloto Gabi Moiset se han visto retrasados por un tema técnico que les ha ralentizado en el primer sector cronometrado.

“En los primeros 70 kilómetros hemos vuelto a perder potencia. Creíamos que volvía a ser un fallo del turbo, aunque enseguida hemos visto que el problema era el snorkel, que succionaba demasiado. Lo hemos quitado y el ‘bicho’ ha vuelto a funcionar de maravilla”, explicaba Cristina Gutiérrez.

Pero los problemas no han acabado ahí, ya que antes de llegar al enlace intermedio, su 4x4 quedaba atrapado en una olla y tardaba alrededor de dos horas en poder salir. “Hemos pasado momentos de cierto agobio, sobre todo porque estábamos a pleno sol a 40 grados. Después de varios intentos sin éxito, he decidido subir andando hasta la cresta de la duna a pedir ayuda. Suerte que se ha parado el camión de Pep Sabaté a echarnos una mano porque sin su colaboración no sé cómo hubiéramos salido de allí”, agradecía.

Superado esa delicada situación, Cristina y Gabi han completado el último sector sin mayor contratiempo y sorteando todo tipo de peligros a base de un eficaz pilotaje y una perfecta navegación.

“La verdad es que, salvo un pinchazo, hemos acabado el día tranquilos y estoy muy satisfecha de haber completado una jornada a la que le teníamos un gran respeto. Además, en la llegada me han explicado los accidentes de Nani Roma y Xavi Foj… Espero de todo corazón que ambos estén bien”, deseaba la piloto burgalesa nada más cruzar la línea de meta en una meritoria 55ª posición y 3ª de T1.S, con un registro de 7h 53:26.

En la general, Cristina Gutiérrez figura 53ª, con casi 18 horas de carrera acumuladas en tres jornadas y escala hasta el 4º puesto de su categoría. La joven odontóloga, que cuenta con el apoyo del Grupo Antolín, afrontará con la moral intacta la cuarta etapa de este martes, que se prevé otro verdadero martirio. Serán 330 kilómetros de especial y 114 de enlace, en un bucle con salida y llegada a San Juan de Marcona. “Será más de lo mismo, es decir, otro día difícil en el que resultará clave mantener la cabeza fría”, sentenciaba.