Armas
Acceso

Aznar inicia en Francia su doble cita con la montaña europea

Con el título de Campeón de España de Montaña en la categoría 3 ya asegurado a falta de una prueba para la finalización del certamen, José Antonio Aznar busca nuevos retos. El piloto almeriense y su equipo ya están camino de la localidad francesa de Chambon sur Lac, cerca de Clermont Ferrand, para disputar este fin de semana la subida al Mont Dore, una de las pruebas con más tradición de la montaña europea.

El Mont Dore retorna este año al calendario del Campeonato de Europa de Montaña y cuenta con más de doscientos inscritos entre los que se encuentran los principales protagonistas del certamen continental y los mejores especialistas en pruebas de montaña del país vecino. Con todos ellos se medirá Aznar al volante de su Ginetta G55 GT3, encuadrado en la categoría 1 del Campeonato de Europa, en la que el piloto del Automóvil Club de Almería tendrá rivales con vehículos del máximo nivel, cómo el McLaren MP4 12C del francés Pierre Courroye, el nuevo Audi R8 LMS del autriaco 'Tessitore', el BMW Z4 GT3 del eslovaco Milon, los Lamborghini Gallardo GT3 del checo Jerman y el francés Schmitter-Frey o el Porsche 997 GT3 R del también galo Christian Schmitter.

La prueba se disputará sobre un recorrido de algo más de cinco kilómetros de longitud, extraordinariamente técnico y en el que es fundamentel coger pronto un buen ritmo para no perder velocidad a lo largo de las diferentes secciones de curvas enlazadas que lo conforman. La competición se iniciará el sábado, con dos subidas de entrenamientos, mientras que el domingo está prevista disputa de tres mangas de carrera. Toda la información sobre la edición número 57 de la subida al Mont Dore, y tiempos en directo durante el desarrollo de la prueba, están disponibles en su web oficial: http://www.coursedecote-montdore.com/

La del Mont Dore será, además, la primera etapa en el periplo por la montaña europea de Aznar y su equipo durante este mes de agosto, ya que a continuación se dirigirán a Suiza para tomar parte en la siquiente cita del certamen continental, la subida de Saint Ursanne. Dos carreras que han de servir al piloto andaluz para una primera toma de contacto con dos de las competiciones más prestigiosas del Campeonato de Europa, con vistas a la preparación de un posible programa internacional para la temporada del 2018.